Álex Cobo: “Le he dicho al entrenador que estoy listo para jugar”

El Arosa contará con Álex Cobo para la segunda vuelta de la liga | arosa sc

El Arosa no podrá contar mañana en A Lomba ante el Marino con Pablo Porrúa, que dio positivo en covid en los test de antígenos rutinarios a los que se sometió ayer la plantilla antes del entrenamiento. Porrúa no tiene síntomas y su baja eleva la incidencia que persigue al equipo desde que arrancó el nuevo año. Jorge Otero tampoco podrá contar con Pedro García (sanción) ni con Róber (lesión), además tiene la duda de Sidibé, que arrastra una gastroenteritis.


El técnico de Nigrán, que ayer cumplió 53 años, sí podrá contar con todos los jugadores que dieron positivo en covid la pasada semana. Pedro Beda, Manu Táboas y Javi Piay fueron los últimos en incorporarse al grupo tras el período de aislamiento, pero es una incógnita el rendimiento que puedan ofrecer si juegan mañana. En el caso de Mon, Alberto Martín y Álex Cobo, pudieron trabajar con el grupo en más sesiones esta semana.


El portero catalán será la gran novedad en la convocatoria. Regresa tras la lesión de menisco que sufrió curiosamente en el partido de la primera vuelta ante el Marino el 12 de septiembre. Cobo vuelve veinte semanas después tras un largo período marcado por su paso por quirófano. “Los primeros dos meses fueron duros porque estuve en reposo y con muletas, pero el último mes y medio ha sido muy llevadero al poder trabajar ya en el campo”, explica el portero catalán, ansioso ante su regreso. “Es el momento que estaba esperando desde que me dijeron que tenía que operarme, ha llegado y toca disfrutarlo desde dentro”.


Álex reconoce que en su ausencia Manu Táboas ha estado a gran nivel. “Lo ha estado haciendo genial y lo he felicitado, ahora los dos pelearemos por el puesto”, dice. Se ve ya para jugar y así se lo ha trasmitido al entrenador. “Le he dicho que cuando lo consideren estoy listo”. Y es que no considera un inconveniente la larga inactividad, a la que ya se ha adaptado durante la pandemia. Lo que no esconde Álex Cobo es la duda acerca del nivel que pueda ofrecer el Arosa después de solo haber jugado un único partido en las últimas seis semanas, entre el parón navideño, el parón liguero por calendario y el aplazado ante el Arenteiro. 


“Esto es un déficit respecto a otros equipos que pueden tener más ritmo”. Es el caso del Marino, que jugó la semana pasada ante el Real Avilés y empató sin goles. “Es un rival al que nos costó ganarle en su casa, se mostraron potentes, llegan necesitados y nos va a costar, pero jugando en casa tenemos que sacar los tres puntos”.


En el Arosa se conjuran para hacer de A Lomba un fortín en la segunda vuelta, clave para lograr el objetivo. Álex Cobo no tiene ninguna duda de la respuesta que dará la afición, siempre al lado del equipo. “Cuando más los necesitamos siempre han estado con el equipo”, recuerda.

Álex Cobo: “Le he dicho al entrenador que estoy listo para jugar”

Te puede interesar