lunes 06.07.2020

Anxo despunta en un Ribadumia en racha

El Ribadumia consiguió el domingo por segunda vez esta temporada enlazar tres victorias seguidas. Es noveno con 39 puntos, 8 más de lo que llevaba en la liga anterior a estas alturas de competición.

Anxo está jugando a gran nivel a las órdenes de David Sierra
Anxo está jugando a gran nivel a las órdenes de David Sierra

El Ribadumia consiguió el domingo por segunda vez esta temporada enlazar tres victorias seguidas. Es noveno con 39 puntos, 8 más de lo que llevaba en la liga anterior a estas alturas de competición. El equipo de David Sierra acabó con 48 puntos el pasado año, la cifra a la que aspiran el grupo de nueve equipos que quieren evitar la última plaza de descenso directo y otras dos por posibles arrastres. La buena racha del Ribadumia coincide con uno de los mejores momentos de forma del extremo riveirense Anxo, cuyas arrancadas fueron decisivas en las últimas victorias en A Senra en los derbis con Arosa y Villalonga.

Anxo llegó en verano como uno de los fichajes estelares, procedente del Pontevedra de Segunda B. Jugador clave en el ascenso del equipo granate, por su versatilidad y su rol de revulsivo en las segundas partes actuando como lateral izquierdo ofensivo. Pero en Ribadumia le costó arrancar y adaptarse. Su inicio no bueno, lo que unido a una latosa lesión por tendinitis condicionó sus primeros meses en A Senra. El entrenador lo utilizó en varias posiciones, de lateral, de extremo e incluso de delantero. Con el nuevo dibujo de tres centrales, el juego de Anxo se ha visto beneficiado como carrilero. Ha subido prestaciones y también de extremo marca la diferencia por su desequilibrio y zancada. “Está mejorando, pero él sabe que puede dar más”, dice su entrenador. Sierra sabe que entrena a un futbolista “con condiciones para jugar incluso en una categoría superior”. Y por eso espera mucho de su rendimiento. Le pide regularidad. “Está en ese proceso de ser más constante. Estoy contento si los dos entendemos que puede dar más”.

cuarteto temible
Changui cuenta esta temporada con tres socios en ataque con los que forma un temible cuarteto. El Ribadumia ha sacrificado su juego posicional por un fútbol con transiciones más rápidas. Chispazos que ejecutan futbolistas que tienen bastante criterio y experiencia. Fran Fandiño, como extremo, está aportando mucho en el aspecto ofensivo. Es el máximo goleador del equipo con 9 dianas. Changui, a pesar de estar varios meses fuera por enfermedad, suma 7 goles. Mientras que Adrián Camiño lleva 6. Anxo empieza también a tirar del carro en ataque. Aunque solo lleva 3 goles, el futbolista de Riveira destaca por lo que es capaz de generar a través de su driblings y zancadas por la banda izquierda. “Adaptamos el estilo de juego a las características de los jugadores”, dice el entrenador. Y parece que funciona. Los resultados así lo indican.

Tras disfrutar de dos días de descanso, el Ribadumia volvió ayer al trabajo para preparar la visita del domingo al campo Baltasar Pujales, donde espera el Rápido de Bouzas. El equipo de Patxi Salinas está herido tras perder el liderato. Solo ha sumado 4 de los últimos 12 puntos en juego. Los aurinegros, que ya los sorprendieron en la primera vuelta en un partido condicionado por los problemas de salud que afectaron a Changui ese fin de semana, esperan repetir el domingo la machada. Una cuarta victoria seguida no está al alcance de cualquiera en la liga. De hecho solo las han logrado esta temporada el Cerceda (6 seguidas), Vilalbés (5), Compostela (4) y un Silva que está en racha y aspira a sumar la quinta el domingo ante el Dubra en casa.

Comentarios