lunes 26/10/20

El Arosa apela al “plan b” ante el posible lodazal de O Espiñedo

Adapartase a las exigencias técnica y física de un campo en mal estado, máxima preocupación de los arousanos
Diario de Arousa-2019-11-17-062-75a08931
Los vilagarcianos se medirán esta tarde al Arenteiro | m. ferreirós

Adaptarse al terreno de juego, esa es la premisa principal con la que parte del Arosa esta tarde para tratar de prolongar su racha positiva en O Carballiño ante el Arenteiro, el rey del empate con 7 igualadas en 12 partidos. La lluvia no dio tregua las últimas semanas y el campo de O Espiñedo, de hierba natural, estará muy blando, pesado y posiblemente irregular. Jugar con pases cortos y conducciones de balón se antoja un riesgo, por eso la máxima preocupación de Rafa Sáez “es lo que nos podamos encontrar con el terreno de juego, partimos del supuesto que pueda estar en malas condiciones”. No solo a nivel técnico los dos equipos tendrán adaptarse a otro tipo de juego, también habrá otras exigencias, según en el entrenador del Arosa. “No va a tener nada que ver como el partido de Redondela, donde el campo estaba mal pero el partido no fue físico, en este caso los jugadores van a tener que hacer un gasto físico importante, además las acciones de lucha, choque y combate van a ser muy notorias en un escenario que se va a poner muy enfangado”. 

Conscientes de lo que les espera esta tarde, el Arosa ha preparado durante la semana “el plan b” para elaborar menos y jugar más directo sobre sus atacantes, “tratando de adaptarnos a las circunstancias, tenemos que ser previsores”, así incidió el entrenador pontevedrés estos días en el aspecto teórico y práctico en cada sesión. 

Sobre el Arenteiro, un equipo que se reforzó este verano con la ilusión y el objetivo de merodear los puestos de play-off pero al que de momento se le resisten las victorias, Rafa Sáez dijo el viernes en rueda de prensa que “lleva tiempo con el mismo entrenador (Gelucho), con una identidad de juego muy definida, hizo un par de fichajes muy muy buenos, por lo que hemos visto en el scouting hasta que el campo se puso mal es un equipo que proponía juego con balón”. Está por ver como se adaptan los locales al posible lodazal, lo que sí tiene presente el Arosa es que van a sentirse muy a domicilio por como arropa la afición del Arenteiro a los suyos. “La presión de la grada y el apoyo que le presta el público es muy importante”. 

Rafa Sáez, al igual que Suso, habló de la “posibilidad de no perder para consolidar sensaciones”, aunque reconoció que “ganar sería un plus anímico importante para recoger también lo que hemos sembrado en los partidos anteriores”, en los que el equipo empató pero hizo méritos para sumar más puntos. 

Sobre la posibilidad de cambiar el dibujo ante otro rival con defensa de tres centrales y carrileros, Rafa Sáez explicó que el Arenteiro es diferente al Ourense CF, que jugaba “con tres delanteros interiores que nos obligaba a hacer la misma suma de defensas por dentro”, por lo que se entiende que los vilagarcianos volverá a su dibujo habitual de cuatro defensas. 

Las bajas del Arosa son Róber, por molestias en el psoas, “no es una lesión importante pero no podemos arriesgar, lo prudente es que se recupere bien”, y Pacheco por enfermedad. Regresa a la lista Trapero tras cumplir sanción. En los locales el central David Suárez y el mediocentro Emilio, fijos en los onces de Gelucho durante este primer tercio de liga, son bajas por sanción.

Arbitra el coruñés Xabier Rodríguez Campos, decano de los árbitros de la Tercera Gallega y autor de los libros  que explican el reglamento “Arbi, ¿qué pitas?”, en el que es su estreno en la categoría esta temporada.

Comentarios