El Arosa hace valer su mejor juego en A Illa y duerme líder

Los jugadores del Arosa celebran la victoria en el vestuario al término del partido | cedida

El Arosa duerme líder tras ganar en A Illa al Céltiga con goles de Luis García y Mauri en un partido que fue superior. Tercera victoria seguida del conjunto de Rafa Sáez

El Arosa duerme líder tras ganar en A Illa al Céltiga con goles de Luis García y Mauri en un partido que fue superior. Tercera victoria seguida del conjunto de Rafa Sáez, que sigue dejando excelentes sensaciones en su juego alegre y dinámico. Por contra, los locales todavía tienen mucho trabajo por delante para encajar las nuevas piezas, competir mejor minimizando errores y tener más presencia en campo contrario.
El Arosa ha encontrado un traje en el que se siente cómodo, al menos en estas primeras jornadas. Con bastantes jugadores por delante del balón del mismo corte, dinámicos, rápidos, hábiles y con energía para presionar y robar y también para combinar en espacios reducidos. Ayer no tuvieron tanta precisión como ante el filial del Lugo, pero desde el primer minuto quedó claro cual iba a ser el guión del partido y los roles de ambos conjuntos.
El Céltiga tuvo que retrasar líneas ante la mayor calidad del rival en la circulación del balón. El equipo de Rafa Sáez salió con mucho ritmo y energía y tuvo tres llegadas en los primeros seis minutos, pero los centros de Julio y Luis García se perdieron en las manos del meta local. Al equipo de Manolo Núñez le costó mucho manejar el balón ante la presión de su rival y tuvo problemas para llegar al área de Manu Táboas. Al cuarto de hora, en una jugada de saque de banda, Canhoto enganchó un balón suelto fuera del área que atrapó el portero del Arosa con seguridad. Fue el único aviso local en el primer tiempo.
Javi Otero y sobre todo Chiqui, aprovechando los problemas del rival para ser contundente en defensa, rozaron el tanto arlequinado. Fueron ocasiones claras. La primera la desbarató Marcos Bermúdez y la segunda acarició el palo.
Con el paso de los minutos, el Céltiga consiguió frenar las llegadas del Arosa, hasta que en el 37, la presión visitante surtió efecto. Julio Rey robó el balón al lateral Arinse, que debutaba, e inició la transición desde tres cuartos de campo habilitando a Luis García, letal en área. El valenciano se fue de su par y batió a Marcos Bermúdez con un remate suave por abajo. Mucha clase.
La segunda parte comenzó con un Céltiga más valiente y decidido. Tenía que arriesgar, agitar el partido. Y le funcionó porque tuvo su gran ocasión para empatar. Pablo Pillado remató un centro atrás en el punto de penalti, el balón con marchamo de gol lo despejó Manu Táboas con una gran estirada.
El equipo de Manolo Núñez avivó el juego, que se convirtió en una ida y vuelta. El Arosa siguió llegando fácil al área rival, pero estaba desacertado en la toma de decisiones. El Céltiga disfrutraba de espacios para correr, aunque solo Nico parecía tener la clarividencia y calidad para aprovecharlos.
Marcos Bermúdez evitó el 0-2 a remate de Chiqui. Rafa Sáez cambió el guión con la entrada de Mou, que dio orden y equilibrio al equipo. El Arosa recobró el mando del juego y además marcó el tanto de la sentencia muy rápido. El malagueño Mauri, que acaba de entrar, resolvió en el área tras una buena jugada por la derecha de Carlos Torrado y Javi Otero. Con el 0-2, todo decidido. En los últimos veinte minutos el Arosa no sufrió y el Céltiga no tuvo capacidad para al menos embotellar a sus vecinos en su campo. l