sábado 28.03.2020

El Arosa llega con ventaja al último tercio por primera vez desde el ascenso

En las últimas 6 temporadas le tocó ser perseguidor y no perseguido en el sprint final por el play-off
El Arosa afrontará el último tercio de liga con una mínima ventaja en la carrera por el play-off | mónica ferreirós
El Arosa afrontará el último tercio de liga con una mínima ventaja en la carrera por el play-off | mónica ferreirós

Pese a sus dos últimos resultados negativos, con la derrota ante el Silva y el empate en casa ante el Vilalbés, el Arosa mantiene plaza de play-off cuando la liga enfila su último tercio de competición. El equipo de Rafa Sáez ha visto reducido su colchón de puntos a solo 3 sobre el quinto y el sexto clasificados, Choco y Arzúa, y hoy puede caer a la cuarta plaza si el Barco cumple los pronósticos y gana el aplazado al colista Pontellas. También esta tarde se pone al día en el calendario el Fabril, que recibe al Paiosaco, por lo que el filial puede reducir a 4 la distancia con los arlequinados. Pero por primera vez desde que regresó a la categoría en 2013 el equipo vilagarciano enfila los tres últimos meses de liga como perseguido y no como perseguidor. 

El año pasado a estas alturas sumaba 36 puntos y estaba a 11 del cuarto puesto, mientras que hace dos temporadas, cuando estuvo más cerca que nunca estos siete años de colarse en el play-off, tenía 42 puntos y estaba 4 por detrás del cuarto clasificado. Esta vez depende de sí mismo para lograr el ansiado objetivo, que puede situarse entorno a una cifra inferior a los 68 puntos dadas las dificultades que se están encontrado el ramillete de seis equipos que pelean por la tercera y la cuarta plaza, que se están dejando puntos cada semana. Mantener su condición de estela a seguir pasa en gran parte por el partido que le medirá el sábado a las 17 horas al Arzúa en el campo de O Viso. El equipo coruñés es la revelación de la categoría, pese a ser un recién ascendido está peleando por el play-off y con 40 puntos en 25 jornadas tiene el objetivo de la salvación ya en el bolsillo. El Arzúa ha ganado cinco de sus últimos seis partidos y será otra dura prueba del algodón para los arlequinados, que bajan claramente su rendimiento sin el delantero brasileño Pedro Beda. 

El máximo goleador del equipo estará un mes más de baja, ya que tiene una rotura fibrilar en una zona complicado del bíceps femoral, forzar los plazos acarrea el riesgo de una recaída que le haría perderse gran parte de lo que resta de temporada. El Arosa tendrá que subir prestaciones para paliar la ausencia de su delantero referente en un momento importante de la temporada en el que defiende su condición de perseguido y su ventaja respecto a los perseguidores. En los tres últimos encuentros sin Beda ha sido el central Catú el que ha dado un paso al frente en el capítulo realizador del equipo, anotando 3 de los 5 goles, los otros llevaron la firma de Róber y de un Joel Sanabria cuya sustitución se notó en la segunda parte el sábado. 

Comentarios