miércoles 15.07.2020
ribadumia 0 - 1 arosa

El Arosa se lleva el derbi y se pone a 2 puntos del cuarto

El Arosa prolonga su buena dinámica al ganar ayer en A Senra el derbi al Ribadumia por 0-1 merced a un tanto en la primera parte de Manu Justo. El equipo de Jorge Otero ha sumado 13 de los últimos 15 puntos en juego

1. Iván Parada le ganó ayer la partida a Javi Pazos, pero no pudo evitar la derrota de su equipo | 2. Manu Justo, decisivo otra vez con su gol, se dispone a rematar un libre indirecto en área local| gonzalo salgado
1. Iván Parada le ganó ayer la partida a Javi Pazos, pero no pudo evitar la derrota de su equipo | 2. Manu Justo, decisivo otra vez con su gol, se dispone a rematar un libre indirecto en área local| gonzalo salgado

El Arosa prolonga su buena dinámica al ganar ayer en A Senra el derbi al Ribadumia por 0-1 merced a un tanto en la primera parte de Manu Justo. El equipo de Jorge Otero ha sumado 13 de los últimos 15 puntos en juego, por lo que se sitúa a solo 2 del cuarto puesto. Los de ayer fueron bastante sufridos porque en la segunda parte los aurinegros fueron superiores en juego y el Arosa perdonó una y otra vez la sentencia en sus contras, por eso el derbi llegó con incertidumbre al final. Al Ribadumia le faltó acabar mejor sus acciones de ataque tras el descanso, cuando optó por jugar con tres centrales asumiendo bastantes riesgos.
Con buen ambiente en la grada y excelente estado del terreno de juego, el derbi no decepcionó. En la primera parte se impuso el plan del Arosa. El equipo visitante salió con un 4-4-2 y la idea de presionar alto y dificultar la salida de balón del Ribadumia. Los locales tuvieron dificultades para iniciar el juego y cometieron un par de errores que les pudieron costar caro. A los dos minutos, el meta Iván Parada tuvo que apoyarse en el brazo para controlar un mal pase de un zaguero. El libre indirecto dentro del área lo finalizó Manu Justo a la barrera. Más clara fue la de Javi Pazos a los cuatro minutos, cuando el Arosa recuperó en la medular y su pichichi recibió un balón en carrera con los aurinegros mal colocados. El delantero marinense, escorado a la izquierda, definió en el mano a mano con un remate que se fue por muy poco.
El Arosa optó por no correr riesgos en la salida de balón, iniciando en largo, por lo que a los locales les fue imposible recuperar balones en campo contrario. Tuvieron que hilar muy fino para generar peligro a través de sus combinaciones. Su única aproximación clara en todo el primer tiempo fue en el minuto 21, en un centro de Mota desde la izquierda al segundo palo, donde apareció Fandiño demasiado forzado para tocar el balón, que se paseó por el área pequeña.
El Arosa encontró su filón en la banda derecha con balones diagonales sobre Manu Justo, otro vez determinante. A la media hora recibió un envío del central Marcos. Justo le comió la tostada al lateral Rodri con su explosividad de superior categoría pero decidió mal en el área. Tres minutos después llegó el 0-1 en una acción similar. Manu Justo recibió un balón largo y medido de Yerai, con espacio en la derecha, el vigués tiró la diagonal hacia el área y marcó en un segundo remate con la zurda, tras el bloqueo de la zaga a su primer disparo mordido.
Antes del descanso el Arosa perdonó el 0-2 en un pase atrás de Javi Pazos que remató Yerai en el punto de penalti y el meta local Iván Parada envió a córner con un mano salvadora.

Segunda parte
Enn el descanso Luis Carro movió ficha dando entrada a Jony Somoza y pasando a defensa de tres centrales. El Ribadumia empezó a llegar por bandas con sus carrileros Cerqueiras y Santi. Hugo dispuso de una opción clara con un remate de zurda en el minuto 52. El plan local para la segunda parte estaba surtiendo efecto por lo que Jorge Otero tuvo que cambiar el dibujo a un 4-2-3-1, pasando a Sylla a la banda derecha, para tratar de nivelar el juego. Sin embargo el Ribadumia siguió mostrándose más incisivo, jugando en campo contrario y acumulando llegadas. Los laterales visitantes Anxo y Fran sufrieron mucho, pero estuvieron bien arropados por los centrales Vitra y Marcos, que volvieron a completar un partido prácticamente perfecto.
A partir de la hora de juego, el Ribadumia empezó a dejar espacios muy amplios en defensa, por lo que el Arosa, aún sin control del juego ni del balón, gozó de contraataques muy claros. En el minuto 61 Javi Pazos se quedó en el mano a mano ante Iván Parada, que aguantó lo suficiente, Yerai tampoco acertó en el rechace. El partido se abrió porque el Ribadumia continuó volcado y pisando área rival, pero desprotegido atrás.
A las opciones peligrosas al área visitante les faltaron determinación en la finalización. En el otro lado, Javi Pazos no tuvo su tarde y perdonó un tercer mano a mano a pase de Julio Rey. Solo ante Iván Parada, la echó por encima del larguero.
En los minutos finales el Ribadumia trató de jugar más directo, con más empuje. Tuvo una ocasión, ya en el tiempo de aumento, en un remate desviado de Josiño dentro del área. Los locales se quedaron sin puntuar tras jugar con el paso cambiado por una primera parte floja. En la segunda merecieron su gol, pero se toparon con la sobriedad de la pareja de centrales de un Arosa poco resolutivo en sus contras.

Comentarios