sábado 5/12/20

El Arosa recupera músculo con Sidibé pero es duda Sergio Santos, el cerebro del equipo

Vuelve Sidibé para aportar músculo y equilibrio en el centro del campo del Arosa. El burquinés reaparecerá mañana en el derbi ante el Ribadumia en A Senra. El equipo de Jorge Otero recupera un pilar fundamental en el centro del campo, pero tiene la duda de otro.



Vuelve Sidibé para aportar músculo y equilibrio en el centro del campo del Arosa. El burquinés reaparecerá mañana en el derbi ante el Ribadumia en A Senra. El equipo de Jorge Otero recupera un pilar fundamental en el centro del campo, pero tiene la duda de otro. Sergio Santos arrastra molestias por un golpe que sufrió ante el Fabril. El cerebro del equipo, capaz de hacer funcionar a todos sus compañeros, está entre algodones. Jorge Otero prefería esperar a la última sesión de ayer tarde-noche para decidir.
Lejos de caer en la euforia o el exceso de confianza tras noquear al Dépor B, el Arosa afronta el derbi “con la misma motivación de siempre y con la idea de sumar tres puntos”, advierte Otero. Humildad y ambición. No hay otra receta. Y cortoplacismo, claro. Al técnico de Nigrán no le gusta hablar de play-off, de calendario de rivales directos ni de cuentas. Centra todo su discurso en lo inmediato, en este caso el Ribadumia. “Un rival complicado, los resultados no le acompañan mucho, pero es un equipo que juega y quiere el balón y tiene buenos futbolistas”. Por eso espera un partido “disputado, intenso y de muchísima igualdad”.
En el bando local, David Sierrea tiene a todos disponibles. “Es un partido especial, un derbi y muchos hemos estado en ese equipo”. Sierra le desea lo mejor a su rival a final de temporada, “me gustaría que entrase entre los cuatro primeros”, pero espera derrotarlo mañana. ¿Cómo? “Creyendo en nuestras opciones, ante la diferencia de potencial hay que poner mucha más fe, fe para igualar fuerzas siendo más rocosos, fe cuando tengamos el balón, fe en la defensa de estrategias y fe para hacer daño a su última línea”.
El entrenador local no oculta que se siente identificado con la propuesta del Arosa. “Me gusta, desde la dirección técnica, fue un acierto apostar por Jorge Otero una vez que decidieron cambiar de entrenador. Construyeron un equipo competitivo que no renuncia a jugar y maneja varios registros. Y ahora con los fichajes tiene muchas unidades. Puede jugar directo sobre Sylla o Hugo, con velocidad por fuera, desborde y último pase por dentro, y a nivel defensivo es un equipo con mucho oficio y que hace daño en la estrategia”, concluye.

Comentarios