domingo 08.12.2019

El Arosa remonta un 0-2 en un final de infarto

FÚTBOL TERCERA DIVISIÓN

AROSA - AS PONTES: 3-2

Los aficionados del Arosa se están abonando a la sorpresas agradables de última hora en los partidos de A Lomba. Ayer, en el escenario más en el alambre que se pudiese imaginar, su equipo levantó un 0-2 ante el As Pontes en el último cuarto de hora. Incluso tras el 2-2, que llegó en el minuto 89, falló un penalti Cabanyes.

Julio Rey guió la remontada del Arosa ante As Pontes	m. ferreirós
Julio Rey guió la remontada del Arosa ante As Pontes m. ferreirós

Los aficionados del Arosa se están abonando a la sorpresas agradables de última hora en los partidos de A Lomba. Ayer, en el escenario más en el alambre que se pudiese imaginar, su equipo levantó un 0-2 ante el As Pontes en el último cuarto de hora. Incluso tras el 2-2, que llegó en el minuto 89, falló un penalti Cabanyes. Pero Eloy, en el 94 a la salida de un córner lanzado por Julio Rey, que le cambió la cara al partido cuando entró en la segunda parte, completó la remontada para éxtasis total en la grada. As Pontes acabó con 9 y se fue con el fastidio de haber tenido los 3 puntos en el bolsillo y dejarlos escapar con la crueldad que persigue a los equipos en dinámicas negativas.
El partido tuvo dos partes. Sin Julio Rey en el campo y con él sobre el césped.  Jorge Otero rompió con todo por lo que había apostado hasta la fecha y sacó una alineación diferente. Prácticamente con un trivote en el centro del campo, con Sergio Santos y Óscar por delante de Sidibé. Hugo se quedó solo en punta, con Eloy y Sylla por fuera con escasa capacidad de asociación. Ante un rival que se replegó y apostó por el orden y la solidaridad defensiva, el Arosa perdió la frescura y el dinamismo de otras ocasiones. Fue previsible, lento, impreciso... En fin, una película que los espectadores aún no habían visto este año. 
Los locales se dieron de bruces contra un muro. Ni superioridad por fuera, ni creatividad por dentro. Eso sí, mucha posesión, pero sin generar ocasiones. Y para más martirio, marcó As Pontes justo antes del descanso. Prácticamente en su único tiro a gol en el primer tiempo. Una falta que golpeó muy bien Edi. Lloves no pudo llegar a la escuadra. Con 0-1 se llegó al ecuador.
La segunda parte empezó igual. El Arosa, incapaz de cambiar de marcha. Otero movió entonces el banquillo. Dio entrada a Julio. Y ahí empezó otro partido. Aunque poco después llegó el 0-2. Otra vez a balón parado. El otro central visitante también marcó. Callón cabeceó libre de marca en el primer palo. Pese a la losa que supone un 0-2, Julio Rey tiró del carro. Dio claridad entre líneas y al fin llegaron las ocasiones. Además, el canterano contagió al resto con sus ganas. Él tuvo la primera, a pase de Sylla, pero despejó el meta Paco. Luego dejó en el mano a mano al propio Sylla, cuyo remate salvó a Paco pero no vio puerta.
Julio también asumió el balón parado. De sus botas nacieron los tres goles. El 1-2 llegó en el minuto 74. En un córner que lanzó perfecto y cabeceó también inapelable Rivas. El gol hizo despertar a la afición, que también empezó a creer en la remontada, sobre todo cuando el delantero visitante Ibu sacó el codo por segunda vez en un balón aéreo y vio la segunda amarilla. 
Contra diez, el Arosa leyó bien el juego. Movió el balón con paciencia, siempre con Julio y Sergio Santos dando criterio. Pero los minutos pasaban y las llegadas no se concretaban. Hasta que en el 89, en otro córner, Julio la puso perfecta de zurda al punto de penalti y Sidibé demostró su facilidad para el gol en estas situaciones. Cabeceó limpio y fuerte al palo largo. El 2-2, con cinco minutos de aumento por jugarse ya encendió definitivamente al público. 
En la acción siguiente al empate el árbitro pitó penalti en una caída de Eloy ante un Morrys que vio al segunda amarilla. Tras el lío y las protestas visitantes, Cabanyes lanzó la pena máxima. El balón se estrelló en el larguero, botó abajo y volvió al campo.  La jugada acabó en córner. Y llegó el 3-2. Minuto 94. Lanzó Julio, el balón quedó suelto en el segundo palo y Eloy enganchó un derechazo a la escuadra. Piña de todos los jugadores, con aficionados jóvenes incluidos tras saltar al campo, en una efusiva celebración. El Arosa vuelve al tercer puesto.

Comentarios