miércoles 23/9/20
1 arosa-1 r. vilalbés

Arosa rescata un punto en el 92 tras merecer los tres

El Arosa salvó un punto ayer ante el Racing Vilalbés al marcar Alberto Cabanyes en el minuto 92 tras un partido en el que los locales merecieron ganar. Fallaron un penalti y ocasiones claras frente a un rival que llegaba líder .

Fran Matos pone un centro ante Rubén en una de las innumerables 	llegadas del Arosa ayer al área del Rácing Vilalbés	          m. ferreirós
Fran Matos pone un centro ante Rubén en una de las innumerables llegadas del Arosa ayer al área del Rácing Vilalbés m. ferreirós



El Arosa salvó un punto ayer ante el Racing Vilalbés al marcar Alberto Cabanyes en el minuto 92 tras un partido en el que los locales merecieron ganar. Fallaron un penalti y ocasiones claras frente a un rival que llegaba líder y se limitó a defender durante más de una hora tras ponerse por delante en una de sus escasas llegadas. Es la cuarta vez esta temporada que el Arosa encuentra un premio en el tiempo de aumento. Sucedió en las victorias ante Alondras y As Pontes en casa y ante el Barco la semana pasada. Y se repitió ayer para salvar un punto que le mantiene invicto como local. Si bien le hace caer al quinto puesto, está enganchado a la pelea por el play-off y se reafirma como candidato.
El Arosa pareció el líder. Con una idea de juego que mima el balón. Perseverando. Con paciencia para encontrar grietas en un muro. Pero la historia se repitió. Los de Jorge Otero hacen muchas cosas bien hasta que se acercan al área contraria. Les falta pegada.
La idea local fue la misma de principio a fin. Adueñarse del balón, combinar y llegar. El Vilalbés empezó presionando muy bien. Es un equipo rocoso, fuerte en los duelos individuales. Muy ordenado y que sabe a lo que quiere jugar. El partido fue cerrado en la primera media hora. Un libre indirecto que paró Pazos a los dos minutos fue la única opción visitante. La local la tuvo Julio Rey a centro de Sylla, pero el portero Marcos blocó tras echársele encima muy valiente. El canterano del Arosa está en un momento dulce. Con continuidad y confianza crece en su juego. Y el equipo lo nota. Y tanto. Es la debilidad de la grada, que aplaude de igual forma sus detalles técnicos como su compromiso y esfuerzo en la presión.
Un simple despiste de la zaga local necesitó el equipo lucense para marcar. En el minuto 29. Centró a pierna cambiada desde la derecha Jose Varela, Villares le ganó la espalda a Fran Matos y tocó para que rematase Rubén Gómez. Bien por el gol o por el cansancio, el Vilalbés reculó. Bajó su presión y el Arosa reaccionó muy rápido. En un centro de Fran Matos al punto de penalti. Eloy llegó antes que el meta Marcos y conectó de cabeza. El portero lucense lo arrolló. Penalti. Lanzó Sylla. Abajo, a al derecha. Fuera. El error no descentró al Arosa. Siguió a piñón fijo. Laterles avanzados y carburando por dentro con Sergio y Julio. El Vilalbés ya no salió de su campo hasta el descanso. Fue el prólogo de lo que se convirtió la segunda parte. La tuvo Hugo, a pase interior de Julio, pero despejó Marcos. Antes del descanso, se lesionó Eloy. El Vilalbés se empleó con fuerza en cada balón dividido. En uno de ellos, Eloy salió mal parado. Directo a la Clínica Jacinto López en ambulancia con una contusión en la tibia.
Dadas las circunstancias, Jorge Otero decidió arriesgar con Manu Justo. Entró en el sitio de Eloy para jugar la segunda parte. Tras 101 días lesionado, su único bagaje eran los minutos del miércoles ante la Ponferradina. Pero había que arriesgar acelerando la puesta a punto de Justo. Empezó en la izquierda, aunque se intercambió su posición con Julio. El Vilalbés plantó a sus once jugadores en campo propio. A defender. Su técnico, Óscar Gilsanz, tiene una empresa de autobuses en Betanzos (Autocares Gilsanz). Ayer en la segunda parte puso uno en A Lomba. Pero con prestaciones. Y es que no se trataba de defender solo por acumulación. También con orden y criterio. El Arosa, contra eso, lo hizo muy bien. Mucho mérito. Movió el balón por abajo, por dentro y por fuera, hasta encontrar la ventaja. Y tuvo ocasiones. Muy claras. Y un carrusel de córners. Por destacar algunas. Un disparo de Julio Rey besó el larguero. Hugo tuvo un mano a mano que salvó in extremis Marcos tras un jugadón de Manu Justo. Sylla de cabeza, a falta lateral que lanzó Julio, la remató rozando el poste con la afición levantada ya cantando gol. El Arosa insistió y en el minuto 92 en un balón suelto en un córner marcó Cabanyes. Justicia poética.

Comentarios