• Jueves, 20 de Septiembre de 2018

Cinco aspirantes para dos plazas de play-off en cinco jornadas finales de infarto

Cinco jornadas por delante y cinco candidatos para las dos últimas plazas de play-off de ascenso. La igualdad es máxima, pero el calendario de los aspirantes muy diferente.

Cinco aspirantes para dos plazas de play-off en cinco jornadas finales de infarto

Cinco jornadas por delante y cinco candidatos para las dos últimas plazas de play-off de ascenso. La igualdad es máxima, pero el calendario de los aspirantes muy diferente. En este repóker se encuentra el Arosa. Llegar a las cuatro últimas semanas de liga (habrá jornada el martes 1 de mayo) con opciones luego de estar a 9 puntos del cuarto puesto, da un mérito enorme al equipo de Jorge Otero, sobre todo porque lo ha hecho con una plantilla bajo mínimos. En el último partido el juvenil Carlos Torrado fue titular y el extremo derecho Yerai tuvo que actuar, a gran nivel eso sí, de lateral izquierdo.
A partir de ahora el margen de error es mínimo. El Racing Vilalbés es el que mejor lo tiene. Es tercero, con 3 puntos más que Somozas, Barco, Alondras y Arosa, jugará tres de sus cinco partidos en casa ante rivales que no están en la pelea por el play-off. Arenteiro, Silva y Laracha pasarán por A Magdalena, mientras que tendrá que visitar dos campos difíciles ante rivales que en teoría ya no se jugarán nada: Choco y Ribadumia.

El Somozas también tiene un calendario amable. Su partido más difícil lo jugará el domingo en casa ante el Alondras. Por el Manuel Candocia también pasarán Ourense, anclado en mitad de la tabla sin nada en juego, y el desahuciado Villalonga. A domicilio, el equipo de Míchel Alonso deberá visitar a equipos que pelean por salvarse, Noia y Negreira.
A Barco, Arosa y Alondras les esperan curvas a priori. El domingo en Calabagueiros (18 horas) los ourensanos, mermados por las bajas y en dinámica negativa, recibirán al Arosa. Luego irán a Cangas y también tendrán otra salida difícil a O Couto debido a la rivalidad. Por su campo pasarán los necesitados Noia y Negreira.

El Alondras tiene el final de liga más difícil. Tiene que ir a Somozas, a A Illa y a Carballo, y recibir a Barco y Arosa. Lo bueno para los de Antonio Fernández es que nadie contaba con ellos. Están haciendo una temporada magnífica y depende de sí mismos para acabar cuartos. Eso sí, la exigencia será máxima. El calendario del Arosa tampoco será fácil. Tras visitar al Barco, jugará dos finales seguidas en A Lomba en apenas tres días ante Céltiga y Bergantiños, luego irá a Cangas y cerrará la liga en casa con el Noia.
Los cinco candidatos estarán pendientes de lo que ocurra en otros campos. Deberán manejar la presión de tener que ganar cada domingo, porque cualquier tropiezo con tantos equipos implicados les puede descabalgar de esta apasionante pelea final.