sábado 17.08.2019

Bouzas, que ya es la 54 del ranking mundial, disputa el Europeo

Hoy debuta en individuales en la cita continental júnior seleccionada por la Federación Española
Jéssica Bouzas ha ganado tres torneos en Suiza en las últimas semanas  | da
Jéssica Bouzas ha ganado tres torneos en Suiza en las últimas semanas | da

Por cuarta vez en su corta pero intensa carrera deportiva la tenista vilagarciana Jéssica Bouzas vuelve a defender a la selección española en un torneo internacional. Desde ayer disputa en Suiza el Campeonato de Europa Júnior. Se trata del JB1 Klosters, un torneo de grado 1 del circuito ITF, en el que la Federación Española eligió a la vilagarciana y a la tinerfeña Marta Custic como representantes femeninas, mientras que los tenistas masculinos españoles en liza son el valenciano Carlos Gimeno, finalista de Wimbledon, y el mallorquín Pedro Vives.

Sin descanso, tras ganar el domingo el J2 Oberentfelden, un torneo de grado 2 también en Suiza, la jugadora arousana de la Academia David Ferrer tuvo que jugar ayer la primera ronda de dobles junto a Custic. Las españolas venían de ganar el sábado el Swiss Junior Trophy Sommer, pero no pudieron ayer con las bielorrusas Viktoryia Kanapatskaya y Anna Kubareva, cayendo en dos sets 6-4 y 6-0. Bouzas debutará hoy en el cuadro de individuales. Exenta en la primera ronda, parte como cabeza de serie número 15. Su rival será la  rumana Alessia Beatrice Ciuca.

Es la cuarta vez que la arousana juega con la selección española, lo hizo en su etapa infantil, tanto en el Campeonato de Europa de Naciones en pista cubierta (Winter Cup) como en la Copa del Sol, el Europeo de verano, y también en categoría cadete en  la  Winter Cup, mientras que una lesión le dejó fuera de la cita continental cadete veraniega. Ahora la Federación Española vuelve a depositar su confianza en la vilagarciana, en gran medida para premiar el excelente estado de forma por el que atraviesa. En sus últimos cuatro torneos ITF se plantó en la final de individuales, ganando tres de ellos. Su escalada en el ránking mundial ITF es meteórica. Tras afianzarse en el top 100 hace varias semanas, sigue subiendo puestos. Ayer, tras la última actualización, un total de 18, para colocarse como la número 54 del mundo con 701 puntos. Unos registros que la acercan cada vez más a su sueño de poder participar en su primer Grand Slam, el US Open.  Pero New York aún está lejos y la arousana centra toda su atención ahora en el Europeo. Tratará de mantener el nivel de juego y la racha de resultados. En sus últimos veinte partidos en individuales, tanto en grados 2 como grados 3, sumó 19 victorias y una sola derrota. Unos increíbles registros que se han traducido en 455 puntos en su casillero del ranking ITF Júnior en el último mes.  Pese a todo, la joven tenista de 16 años sigue en formación, aprendiendo de cada torneo y disfrutando de todas estas experiencias, sin saber todavía donde puede estar su techo.

Comentarios