martes 27/10/20

La caída del utillero afronta su parte social con 425.000 euros en juego

Los juzgados de Pontevedra acogen este viernes una nueva vista
El utillero del Arosa se cayó cuando accedía a la grada  | Gonzalo Salgado
El utillero del Arosa se cayó cuando accedía a la grada | Gonzalo Salgado

El conflicto judicial derivado de la caída en altura en 2015 de José Manuel García Bello, el utillero del Arosa, afrontará esta semana un nuevo capítulo con la celebración de la vista correspondiente a la jurisdicción social del caso. 

El Juzgado de lo Social número 3 de Pontevedra ha señalado para este viernes, a las 13 horas, el juicio en el que, superada la parte penal, las partes se juegan ahora unas reclamaciones que suman un montante próximo a los 425.000 euros. 

Como demandados, estarán representados el Arosa, el propio Manolo Abalo como presidente del club, así como el Ayuntamiento de Vilagarcía y la Fundación municipal de deportes, ya que la caída se produjo en las instalaciones municipales del campo de fútbol de A Lomba. 

La vista de esta parte social se había aplazado ya varias veces con anterioridad y supone el último frente judicial abierto por aquel accidente. 

Acuerdo en lo penal
La parte penal, en la que el propio Abalo se enfrentaba a una petición que llegó a plantear hasta tres años de cárcel, se resolvió ya el pasado mes de marzo con un acuerdo entre las partes que evitó la pena de prisión y que se zanjó con la imposición de una multa de unos 1.600 euros. 

La caída de Pepe el utillero se produjo el 9 de abril de 2015, cuando el operario se había subido a la cubierta de una de las gradas del campo municipal de A Lomba. Una de las piezas de uralita terminó cediendo al peso y se vino abajo, provocando el desplome del trabajador desde una altura de unos cinco metros. 

A consecuencia de este accidente, el hombre sufrió lesiones que derivaron, a su vez, en una incapacidad laboral y en un largo conflicto que terminó en los tribunales de varios órdenes jurisdiccionales. 

En juego queda ahora una importante indemnización económica.

Comentarios