martes 22.10.2019

El Cambados CEV cae once jornadas después con un Albacete superior

Once jornadas después perdió el Cambados CEV 2017. Arcos Albacete se impuso en O Pombal ayer 71-80 en un partido en el que el Xuven jugó con el pie cambiado desde el inicio. Una oportunidad perdida de situarse líder

El Xuven perdió una batalla pero su sueño de ascender sigue vivo | m. rolán
El Xuven perdió una batalla pero su sueño de ascender sigue vivo | m. rolán

Once jornadas después perdió el Cambados CEV 2017. Arcos Albacete se impuso en O Pombal ayer 71-80 en un partido en el que el Xuven jugó con el pie cambiado desde el inicio. Una oportunidad perdida de situarse líder, puesto que Sammic perdió en Granada. La pelea por el título sigue abierta a falta de dos jornadas. Lo de ayer solo constata lo difícil que es esta categoría y el enorme mérito que tiene el equipo de Manu Santos peleando en lo más alto con grandes presupuestos y ciudades. Albacete, que se jugaba el descenso y llegaba colista, tuvo más intensidad desde el inicio. Por eso empezó con un parcial de 0-9. Los locales empezaron desconectados, pero esta vez no pudieron dar el habitual arreón para voltear la situación. Los manchegos dominaron el rebote y el ritmo de juego y el Xuven, salvo en los últimos minutos de partido cuando ya estaba 21 abajo, no pudo agitar el duelo, correr y anotar con fluidez.

A los de Manu Santos el apagón inicial les pasó factura en la primera parte. Los visitantes manejaron rentas por encima de la decena en el primer cuarto (9-22 después de más de siete minutos) con Kris Davis en plan estelar. Erik Quintela le cambió la energía al equipo al inicio del segundo cuarto. El Xuven mejoró sustancialmente su defensa y logró un parcial de 8-1 para ponerse a solo dos puntos (23-25) tras un gran mate de Matt Don. A falta de 3:32 para el descanso y con 29-31, Érik se fue al banquillo y los locales volvieron a perder intensidad. Albacete dominaba el rebote con el gigante islandés Nathanaelsson intimidando en la pintura. El parcial visitante fue de 0-8 para irse al descanso 29-39. Todo el esfuerzo del Xuven se quedó sin premio en los últimos minutos. El balance del rebote al descanso era de 18 a 27 a favor de los machegos, que llevaban 12 en ataque.

Segunda parte
El tercer cuarto no empezó mal para el Xuven, que logró acercarse a 6 puntos, pero Albacete no se salió de su guión y con un triple de Michael Torres, otro de los verdugos ayer junto a Davis y Elías, elevó su ventaja a 13 (36-49). Davis se fue al banquillo mediado el cuarto tras cometer su cuarta falta. El Xuven lo aprovechó para volver a acercarse. Volvió a trabajar bien en defensa durante unos minutos y se puso a 7 puntos, con el público ya entregado a la causa. Pero en un abrir y cerrar de ojos, el intento de remontada se fue al traste. Con un parcial de 1-10, cinco puntos cada uno (triple incluido) de Torres y Elías fueron un auténtico jarro de agua fría. Albacete volvió a dar una respuesta espectacular cuando el Xuven trató de acercarse y cambiar la dinámica (46-62 al final del tercer cuarto).

Los manchegos estaban tan crecidos que pusieron la renta en los 21 al inicio del último cuarto, mientras el banquillo local buscaba reacciones con defensa en zona y tres pívots en pista. El Xuven no dejó de pelear y llegó la reacción, pero el cronómetro fue el gran enemigo de los locales. A falta de 2:38 el Xuven logró ponerse a 9 luego de dos triples seguidos de Adriá Baiget. O Pombal creyó en su equipo, pero el milagro no fue posible. El Xuven llegó a ponerse a 7 pero ya dentro del último minuto. Se consumó el revés ante un rival que fue superior, pero el temporadón y el sueño siguen latentes. l

Comentarios