martes 20/10/20

Carlos: “Vin ao porteiro adiantado, tirei e saíu ben”

El defensa isleño del Villalonga relata el golazo que marcó el domingo desde su propio campo al Barbadás en Os Carrís
Diario de Arousa-2020-01-28-041-e7fbc62c
Carlos marcó un gol desde campo propio al Barbadás | g. s.

Hace medio siglo Pelé patentó una jugada en el fútbol durante el Mundial de México 1970. Fue en el partido entre Brasil y Checoslovaquia cuando “O Rei” sorprendió a todos con un lanzamiento desde el círculo central al ver adelantado al portero Ivo Viktor. El balón dibujó una parábola perfecta y pasó muy cerca del poste izquierdo del meta checo. No entró, pero desde entonces aquella innovadora acción de ataque se conoce como el (no) gol de Pelé. Durante los últimos cincuenta años se intenta de forma puntual en cualquier categoría por profesionales y amateurs, lo que despierta sensaciones encontradas en el público en función del resultado y la ejecución. 

Los que estuvieron el domingo por la mañana en el campo de Os Carrís, en Barbadás, disfrutaron de uno de esos goles que parecen imposibles y son recordados durante años. El jugador isleño del Villalonga Carlos Gómez fue el protagonista. A la media hora de juego el portero visitante Aarón se la dio en corto a Adrián Santos, con el Barbadás replegado. “Adrián xogou conmigo, estaba saíndo co balón en conducción e xa vin ao porteiro adiantado, tirei e saíu ben”, relata con humildad Carlos. 

Fue un golazo, desde campo propio con un golpeo perfecto que recorrió unos sesenta metros y ante el que nada pudo hacer el portero local David Viana. El propio técnico celeste Ricardo Fernández, que en su etapa de jugador marcó varios goles parecidos aunque no desde tan lejos, dijo al término del partido que “nunca había visto un gol como este, fue impresionante”.

Carlos, de 26 años, ya había anotado goles similares “nas categorías inferiores do Céltiga”, donde se formó, y explica que lo intenta en los entrenamientos, “pero non sae como saíu o domingo”. Su golazo le dio tanto confianza que decidió patear el penalti decisivo que supuso el 1-2 en el tiempo de aumento. “Pedinllo a Héctor porque estaba con moita confianza”. Fue el final perfecto a una actuación inolvidable que mantiene al Villalonga colíder. “Imos tentar aguantar nas  primeiras posicións ata o final e se  temos sorte, ascender”, dice el defensa isleño, que recibió las felicitaciones de sus compañeros por su doblete. 

Comentarios