• Sábado, 22 de Septiembre de 2018

El Céltiga sufre la pegada del Compos y regresa de vacío

El técnico isleño, Manolo Núñez, planteó un partido para ganar y sin complejos ante el Compos. Supo replegarse cuando su rival tuvo el cuero, se atrevió a presionar bien arriba para generar dificultades en la salida del juego local,

El Céltiga sufre la pegada del Compos y regresa de vacío
El Céltiga planteó un buen partido ante el Compos pese a regresar de vacío  | El correo gallego
El Céltiga planteó un buen partido ante el Compos pese a regresar de vacío | El correo gallego

El técnico isleño, Manolo Núñez, planteó un partido para ganar y sin complejos ante el Compos. Supo replegarse cuando su rival tuvo el cuero, se atrevió a presionar bien arriba para generar dificultades en la salida del juego local, y fue capaz de encontrar a Cano para desequilibrar. Esto demuestra que el 3-0 final fue injusto.
Un tiro lejano de Canhoto desde la frontal que paró el meta contrario, una falta directa botada por Pablo Pillado que el cancerbero desvió, un remate franco de Lamas desde el punto de penalti tras acción de Cano que se perdió junto al palo izquierdo y un disparo del delantero desde fuera del área que tocó en el larguero fue el bagaje de un primer cuarto de hora de superioridad.
Cuando el Compos conseguía hacerse con el balón, el Céltiga sufría, especialmente en el costado derecho de su defensa.
El alto ritmo visitante pasó factura, y con el paso de los minutos se vio obligado a tener que dar un paso atrás. Ello provocó al equipo santiagués, que se hizo con las riendas del encuentro, y en el que gracias a su pegada, en el cuarto de hora final de la primera parte, estableció una brecha de dos tantos.
Lo intentó el Céltiga en el arranque de la segunda mitad, pero se encontró a un oponente que, a base de oficio, apenas permitió acercamientos. Solo dos cabezazos, de Cantero y Capi, tras un saque de falta le dio la oportunidad de intentar algún disparo desviado. En el minuto 66, el Compostela sentenció tras un servicio entre líneas de Marcos Remeseiro, y el pase decisivo de Miki para Aythami ante la falta de solvencia en la marca visitante. El delantero local marcó a placer.
Ese gol mató el partido. El Céltiga no encontró respuesta en las piernas de sus jugadores, mientras que el equipo local se defendió con el balón sin pasar demasiados apuros. l