martes 23.07.2019

El Céltiga supera con éxito la primera de sus cuatro finales en casa

El portero Marcos Bermúdez abrió el camino al triunfo ante el Somozas la marcar de penalti, Lamas hizo el 2-0 ya al final

Marcos Bermúdez, que hizo el 1-0 de penalti, recibe las felicitaciones de sus compañeros tras marcar  | mónica ferreirós
Marcos Bermúdez, que hizo el 1-0 de penalti, recibe las felicitaciones de sus compañeros tras marcar | mónica ferreirós

El Céltiga superó con éxito la primera de sus cuatro finales en el Salvador Otero al ganar ayer al Somozas por 2-0. Un triunfo que mantiene a los de Javi Rey en puestos de descenso, pero con opciones intactas de salir y además pone fin a la mala racha de las últimas jornadas. El portero Marcos Bermúdez, de penalti, y Diego Lamas ya al final del partido marcaron los tantos del triunfo.
Al  Céltiga le salió bien su plan de presionar en el centro  del campo al Somozas, para robar y transitar con velocidad. Los isleños dejaban iniciar en corto a su rival y a determinada altura de campo ejercieron una trabajada presión de la que nacieron varias ocasiones. Así, antes de la media hora se produjo la acción del penalti sobre Igor Sevivas. El portero Marcos Bermúdez, como antaño, fue el encargado de lanzar la pena máxima. Lo hizo perfecto, lanzó arriba y a la derecha de Manu Cedrón, que se tiró abajo y a la izquierda.
Con ventaja, el plan del Céltiga pasó a ser replegarse más y cederle toda la iniciativa al Somozas. El equipo de Manolo García asumió el peso del partido pero le costó generar ocasiones. En la segunda parte el Céltiga con espacios pudo sentenciar. Dispuso de hasta dos claros manos a mano. En el primero no acertó Igor Sevivas y en el segundo tampoco Javi Ben. La mejor ocasión del Somozas llegó en un córner, con un remate que se estrelló en el poste.
Con 1-0 la incertidumbre y el sufrimiento local se alargó hasta que ya prácticamente en el minuto 90 Diego Lamas hizo la sentencia. La victoria permite al Céltiga alcanzar los 35 puntos, por lo que vuelve a superar al Ribadumia, está  a uno del Laracha, que perderá la categoría sí o sí por el descenso del Fabril, y a 3 de Paiosaco y Arenteiro, que junto al Ribadumia son sus grandes rivales en la pelea por la salvación.
El equipo isleño disfrutará ahora de unos días de descanso y la próxima semana empezará a preparar la visita a O Couto para medirse al Ourense CF. En apenas ocho días la liga jugará tres jornadas, en las que el Céltiga recibirá el miércoles 1 al Polvorín y visita el día 5 al Vilalbés.

Comentarios