• Viernes, 19 de Octubre de 2018

Changui trae gol al Ribadumia

Marcos Yánez Fernández “Changui” se convirtió en la mañana de ayer en nuevo jugador del CD Ribadumia. Un refuerzo de lujo y relumbrón para el conjunto de A A Senra, ya que el delantero boirense, pese a sus 35 años, es toda una garantía de gol y le avala una dilatada carrera deportiva

Changui trae gol al Ribadumia
changui se entrenó ayer con sus nuevos compañeros del ribadumia	emilio moldes
changui se entrenó ayer con sus nuevos compañeros del ribadumia emilio moldes

Marcos Yánez Fernández “Changui” se convirtió en la mañana de ayer en nuevo jugador del CD Ribadumia. Un refuerzo de lujo y relumbrón para el conjunto de A A Senra, ya que el delantero boirense, pese a sus 35 años, es toda una garantía de gol y le avala una dilatada carrera deportiva tanto en el fútbol profesional como en el amateur. Changui estaba jugando esta temporada en Primera Autonómica, en el Riveira, para no perder la forma, pero ante la llamada del conjunto de Gabi Leis y el ambicioso proyecto deportivo de los aurinegros no se lo pensó ni un instante. Ayer se entrenó en Cambados con sus nuevos compañeros, algunos de ellos viejos conocidos como Borja, Chiño o Pajarillo, y mañana, siempre que Gabi Leis así lo estime, podría debutar en el derbi de Baltar, una vez que la directiva formalizó su ficha en la Federación ayer mismo.

La llegada de Changui viene a suplir en el plantel la baja de larga duración del delantero senegalés Sylla. Si bien, el Ribadumia con esta contratación envía un claro mensaje a sus rivales de que va a por todas esta temporada, no en vano Changui fue pichichi durante dos años consecutivos en Preferente Norte, primero en el Santiago con 29 dianas y hace dos años en el Boiro con 31 “chicharros” .

una trayectoria extensa

Para analizar la dilatada trayectoria de Changui hay que remontarse a principios de la década de los 90, cuando llegó al Compos con 16 años procedente del Boiro. Muy pronto empezó a marcar diferencias. En su primera temporada con el filial fue pichichi en Tercera División. Su facilidad rematadora en el área pronto despertó el interés de equipos de Primera, como el Atlético de Madrid, pero su cláusula de 6 millones de euros frenó su marcha. En septiembre del año 97 Changui debutó en Primera División en un Compostela que tenía en el banquillo a Fernando Vázquez y que acabó la temporada siendo entrenado por Gabi Leis. A inicios de la temporada 98-99, Changui jugó cedido en el Pontevedra, en Segunda B. En 28 partidos anotó 21 tantos, por lo que fue pichichi del grupo. Fue repescado por el Compostela en mayo del 99 y en solo cuatro partidos marcó 4 goles. Ya era la gran “perla” del fútbol gallego.

En la 99-00 marcó 15 tantos y el Depor de Lendoiro cerró su fichaje. Pero Changui nunca tuvo la confianza de Jabo Irureta y empezó una etapa de temporadas cedido en varios equipos. Primero en el Elche (6 goles) y luego en el Poli Ejido (1 gol en 11 partidos). Tras una temporada de ostracismo sin ficha en el Depor, jugaría en el Las Palmas y porteriormente en el Pontevedra antes de regresar a A Coruña. Mediada la década del 2000 al conjunto herculino llegaba Caparrós, que tampoco contaría con el delantero de A Changuiña, que esta vez se fue cedido a un Primera División de Grecia, el Xanthi, con el que jugó la UEFA.

En verano de 2006 Changui rescindió su contrato con el Deportivo, tenía 29 años y empezaba una nueva etapa en equipos de Segunda B. Primero Extremadura, luego Ciudad de Santiago y Pontevedra. Superada la treintena su capacidad de marcar goles no menguaba, decidió bajar de categoría y siguió marcando diferencias. Lo hizo en el Riveira ante de jugar en el Santiago en Preferente, donde fue pichichi. Repitió como máximo goleador en el Boiro y el año pasado jugó en el Estrandense en Tercera División, donde a pesar de los problemas extradeportivos que condenarían al club al descenso, Changui no tuvo demasiadas dificultades para hacer una buena cifra de goles . Esta temporada el boirense no había encontrado ninguna oferta apetecible, por eso tras entrenarse por su cuenta decidió empezar en el Riveira, desde donde llega al Ribadumia para hacer goles por primera vez en Preferente Sur tras haberlo hecho ya en todas las categorías del fútbol español, a excepción de las dos últimas, Segunda y Tercera Autonómica.