jueves 12.12.2019

Comienza el XVIII Torneo ITF Júnior de Sanxenxo

La previsión de lluvia puede obligar a jugar en las pistas de tierra, bajo techo
Jéssica Bouzas afronta el segundo torneo en Sanxenxo en el puesto 53 del ranking mundial tras caer en semifinales la pasada semana  | gonzalo salgado
Jéssica Bouzas afronta el segundo torneo en Sanxenxo en el puesto 53 del ranking mundial tras caer en semifinales la pasada semana | gonzalo salgado

Las pistas del Círculo Cultural Deportivo de Sanxenxo acogen desde hoy los cuadros finales del 18º Torneo Internacional Júnior de Sanxenxo, pionero en España del Circuito ITF Júnior que el próximo año estrenará su nueva categoría de grado 1. Ayer y el domingo se disputaron los partidos de la fase previa, coincidiendo con las finales individuales del Torneo Internacional Júnior Provincia de Pontevedra - Viajes Interrías, el primero de los dos torneos de grado 2 que convierten a Sanxenxo en la capital europea del tenis formativo este mes de octubre.

La lluvia, que todo hace indicar que acompañará toda esta semana a los jugadores, obligó el domingo a trasladar las finales de las pistas duras exteriores a las canchas cubiertas de tierra batida. En el tenis la superficie de juego es fundamental en cuanto a la táctica y estrategia, por eso los finalistas apuraron sus entrenamientos en tierra porque sabían que la lluvia estaba anunciada y que las finales tendrían que jugarse sobre esa superficie.

La jornada comenzó con la final femenina, se enfrentaban la rusa Alina Shcherbinina, verdugo de la vilagarciana Jéssica Bouzas, y la húngara Amarissa Toth. La rusa en tierra bajó enteros y perdió 6-2 y 6-3. Toth demostró desde un comienzo tener las ideas mucho más claras mientras que Alina pasaba de un juego conservador a un ataque desordenado. Esto provocó que la húngara se escapase rápidamente en el marcador por cuatro juegos a uno, esta diferencia desestabilizó todavía más a una Alina que no paraba de mirar a la grada buscando respuestas en su entrenadora.

El segundo set comenzó con más de lo mismo, Toth no fallaba una bola y Shcherbinina no paraba de fallar después de largos peloteos o se precipitaba buscando golpes ganadores en malas posiciones. En apenas una hora y veinte minutos se acababa un partido dominado de cabo a rabo por una Amarissa que escala hasta la posición 46 del ránking mundial con este triunfo, superando a Jéssica Bouzas, que se mantiene en el puesto 53. Ambas serán las grandes cabezas de serie en el 18º Torneo Internacional Junior de Sanxenxo.

Final masculina

En la final masculina del domingo, los protagonistas fueron el británico Felix Gill, tercer cabeza de serie, y el noruego Herman Hoeyeraal, que no partía como cabeza de serie. Aparentemente el hecho de que se jugase sobre pista de tierra batida favorecía al británico, Felix es un jugador zurdo con gran potencia en el tren inferior y que se mueve por la pista con una velocidad fantástica. Además, Gill tiene un juego muy liftado que se ve favorecido en las pistas de tierra batida. El noruego mide 1,98 metros de estatura y basa su juego en un servicio demoledor y en una derecha rapidísima, es decir, un típico jugador de pista rápida.

Pero todo salió al contrario de lo previsto, el noruego Herman Hoeyeraal ganó la primera manga en el tie-break por un claro siete a uno. En el segundo set ambos jugadores fueron manteniendo el saque hasta el cuatro iguales, Hoeyeraal decidió presionar a Gill subiendo a la red y funcionó, rompió su saque y ya soló tuvo que mantener su servicio para sentenciar el partido. Y lo hizo.

Comentarios