martes 25.02.2020

El Cortegada recibe al Alcobendas, que es tercero

Andrea Ríos sigue lesionada en la espalda y no jugará. Rubén Domínguez pide “disciplina ofensiva”, consistencia atrás y rebote
Rubén Domínguez da instrucciones a las jugadoras durante un tiempo muerto | gonzalo salgado
Rubén Domínguez da instrucciones a las jugadoras durante un tiempo muerto | gonzalo salgado

El calendario no da respiro al AD Cortegada, que esta tarde vuelve a afrontar un partido de elevada exigencia al recibir en Fontecarmoa al Pacisa Alcobendas, tercer clasificado, a las 19.30 horas. 

El equipo madrileño llega a la cita con la moral alta tras su victoria sobre el Real Canoe, al que supera en una clasificación que se aprieta en la pelea por las plazas de fase de ascenso. Entre el Baxi Ferrol, que es segundo, y el Celta, séptimo clasificado, solo hay dos victorias de diferencia y cuatro equipo entre medias optando al play-off. Desgraciadamente la pelea del equipo de Rubén Domínguez es otra este año. Con un equipo muy joven que está notando esta temporada la baja de Sara Gómez, que esta misma semana estrenó maternidad, y la marcha de su máxima reboteadora, Tyra Jones, el Cortegada solo puede mirar hacia abajo y pelear por mantener la categoría.

Inició la semana pasada en Galdakao un calendario espinoso en el que se mide a lo largo de mes y medio y de forma consecutivas ante seis de los siete primeros clasificados.

Las norteamericanas Kiara Kudron (más de 11 puntos y 9 rebotes por partido) y Rachel Howard (13,5 puntos de media), junto a la pívot tinerfeña Daira Varas, que valora 15,7 de media, son las referentes del equipo madrileño, que en la primera vuelta se impuso al Cortegada 76-56. 

“Es un muy buen equipo”, dice Rubén Domínguez, “tiene dos extranjeras de nivel de Liga Fememina y un grupo de jugadoras de Madrid y otras zonas de España de muy buen nivel, es un equipo compacto con muchas buenas jugadoras, con un juego interior muy sólido y duro, tienen una base excepcional y tres exteriores de gran nivel”. En las locales Andrea Ríos sigue con problemas en la espalda y el cuello, no pudo entrenar y en principio no jugará. El resto de jugadoras que arrastraban problemas sí pudieron ejercitarse durante la semana, “el trabajo del equipo ha sido mucho mejor y eso nos da seguridad” explica el técnico Rubén Domínguez. “Tenemos que centrarnos en el proceso, tener paciencia y disciplina ofensiva, sobre todo, algo que hicimos a ratos en los últimos partidos que nos penalizó también en por momentos”. Otra de las claves para competir y plantar cara esta tarde, según Rubén Domínguez, será “la consistencia defensiva y el rebote”.

Comentarios