domingo 08.12.2019
75 cambados - cev 2017- 71

Demasiadas cosas en contra

El Cambados CEV 2017 perdió ayer en Morón el tercer partido de la primera eliminatoria de play-off de ascenso a Leb Oro ante el equipo local por 75-71, un resultado que deja a los arousanos 2-1 abajo en la serie y sin margen de error mañana en el cuarto partido.

El Cambados CEV perdió ayer ante el CB Morón en el pabellón Alameda, que presentó un extraordinario ambiente en play-off
El Cambados CEV perdió ayer ante el CB Morón en el pabellón Alameda, que presentó un extraordinario ambiente en play-off

El Cambados CEV 2017 perdió ayer en Morón el tercer partido de la primera eliminatoria de play-off de ascenso a Leb Oro ante el equipo local por 75-71, un resultado que deja a los arousanos 2-1 abajo en la serie y sin margen de error mañana en el cuarto partido. Desde antes de empezar tuvieron demasiadas cosas en contra los amarillos. Charles, al no recuperarse de su lesión de rodilla, no pudo jugar, uniéndose a la baja definitiva de Brant Osborne. La rotación se quedó en ocho jugadores. El Xuven no empezó bien, con escaso acierto, pero se agarró a la pista y siempre se mantuvo en el partido, llegando a ponerse por delante en el último cuarto. Fue entonces cuando la dureza de los locales, su dominio del rebote y alguna decisión arbitral bastante discutible inclinaron la balanza para delirio del animado público sevillano.

En el primer cuarto el equipo de Manu Santos no tuvo acierto en el tiro exterior (1/6 en triples), todo lo contrario que su rival (4/8). Se preveía que Kasse y Keshinro impusieran su músculo en casa sin Charles delante. Y sucedió. Lo que no contaba nadie es con el papel estelar de Jose Alberto Jiménez (5/8 en triples y 19 puntos). Se creció. En la primera parte dominaron los locales con rentas cómodas entorno a la decena. Incluso estuvieron 13 arriba (33-20). Pero el Xuven se agarró a una zona para paliar su desacierto en ataque hasta que al fin llegaron dos triples, de Erik, que junto a Shota sostuvo a su equipo en ataque, y de Mauri Cheda para rebajar la desventaja a 5 puntos. Parte de ese trabajo se fue por la borda en apenas un minutos, con pérdidas y errores que permitieron canastas fáciles de un Morón que vio la luz y se fue 10 arriba al ecuador (42-32).

En el tercer cuarto el Xuven dominó y cambió el partido desde sus buenas defensas. En su obsesión por evitar que los amarillos corriesen, los locales hasta cometían alguna falta intencionada, sobre un Chapela desacertado de cara al aro. El Xuven, poco a poco, fue rebajando la renta y un triple de Cheda le puso a 5 (48-43). Pero en esos momentos de dudas del Morón, Jiménez aparecía para armar el brazo desde fuera y acertar. Ni eso descentró a los de Manu Santos, que siguieron a lo suyo atrás, bastante bien, alternando luces y sombras delante. Para luces las de los móviles de la afición local en los tiros libres del Xuven. Detalle antideportivo que los árbitros no pasaron por alto. El Xuven consiguió cerrar el cuarto a 4 (57-53) tras 4 puntos seguidos de Matt Don.

Último cuarto
El inicio del último cuarto fue espectacular. El Xuven por fin logró completar la remontada, con un triple de Erik Quintela se puso 1 arriba (57-58). Pero respondió Jiménez, como no. Matt se apuntó al carrusel de triples (60-61) y Jiménez volvió a dar réplica desde el mismo sitio (63-61). Chapela empató desaprovechando otro posible 2+1 (63-63). A partir de ahí la defensa sevillana subió su intensidad y el Xuven se vio superado. Algunas decisiones arbitrales caseras, algunos acciones muy forzadas y el dominio local en el rebote de ataque pusieron el 71-63 a falta de tres minutos. Un triple de Erik y una falta brutal (e intencionada) sobre Cheda dieron vida a los amarillos (71-68 tras una canastón de Quintela). El Xuven defendió la acción, el tiro local no entró pero los árbitros señalaron una falta más que discutible de Matt Don en el rebote. Esos dos tiros libres le dieron un respiro y un colchón a los locales que resultó decisivo. El equipo arousano lo intentó hasta el final, pero ya no hubo margen.

La eliminatoria se complica, pero el Xuven demostró ayer que incluso sin su MVP, con una rotación de solo 8 jugadores, y en un ambiente hostil, puede ganar en esa pista. Deberá salir más enchufado de inicio e igualar la dureza de los locales, siempre que los árbitros lo permitan, claro.

Comentarios