Domingo 21.04.2019

Desestiman las alegaciones del Ribadumia y sancionan a Bugallo y Eloy

Reafirman el partido de suspensión para el primero y dos para el segundo

Las alegaciones del Ribadumia tras la expulsión de Manu Bugallo y Eloy Fariña han sido desestimadas
Las alegaciones del Ribadumia tras la expulsión de Manu Bugallo y Eloy Fariña han sido desestimadas

Las alegaciones del Ribadumia tras la expulsión de Manu Bugallo y Eloy Fariña tras el partido del pasado domingo ante el Boiro han sido finalmente desestimadas. 
Tras revisar una fotografía, un informe médico de asistencia urgente de Bugallo y una prueba videográfica, aportadas por el club, la Federación considera que, de todos estos documentos “la prueba videográfica visionada no permite desvirtuar la presunción de veracidad del acta arbitral ni acreditar un error manifiesto evidente” por lo que desestiman las alegaciones del Ribadumia, que solicitaban dejar sin efecto las dos tarjetas amarillas sacadas a Bugallo, lo que supuso su expulsión por doble amonestación. 
Por ello, además, se confirma su sanción con un partido de suspensión “en virtud del artículo 113.1”. Asimismo, se reafirman en el castigo impuesto a Eloy Fariña, suspendido dos partidos “en virtud del artículo 117” del mismo reglamento, “por dirigirse a los árbitros en términos o con actitudes de menosprecio o desconsideración, una vez finalizado el partido”.

Los hechos
Cabe recordar que tras el partido entre Ribadumia y Boiro, que acabó con empate a unos, el derbi tuvo un final bronco, debido a una discusión entre jugadores de ambos equipos en la entrada a vestuarios. El aurinegro Manu Bugallo terminó sangrando, con el labio dañado y expulsado supuestamente por protestar, al igual que su compañero Eloy. 
Al parecer, el jugador boirense Paco le habría propinado un codazo a Bugallo antes del saque de banda con el que acabó el partido. Para añadir más leña al fuego, el local Cerqueiras, no convocado, le recriminó esta actitud al visitante en la entrada a vestuarios, de ahí el tumulto. 
El Ribadumia acabó indignado con el árbitro por las expulsiones de sus dos jugadores y también se quejan de la falta de diálogo al final del choque para aclarar lo sucedido en este incidente.
Finalmente, la Federación no ha visto lo alegado por el Ribadumia (el "palmario error material manifiesto" en la redacción del acta arbitral), por lo que la resolución se reafirma en castigar con un partido de suspensión a Bugallo y con dos a Eloy por las palabras proferidas hacia el colegiado una vez finalizado el encuentro.

Comentarios