lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

En el ecuador de la liga, el ascenso está lejos de Arousa

El Ribadumia cosechó el domingo su tercera derrota seguida justo cuando los dos primeros están en racha positiva | gonzalo salgado

La Preferente Sur llegó al ecuador el domingo con los equipos arousanos lejos de las posiciones de ascenso. Ribadumia y Portonovo han perdido fuelle en las últimas jornadas, mientras los de arriba no aflojan. Barbadás, Atios y Pontevedra B van lanzados a jugarse las dos plazas de ascenso. Los ourensanos son líderes con 40 puntos. Llevan siete victorias seguidas y han ganado diez de sus últimos trece partidos. El Atios es segundo con 37 puntos. Su racha también es espectacular, ya que ha ganado siete de sus últimos ocho encuentros, tan solo perdió con el líder Barbadás.  El Pontevedra B es tercero con 36 puntos y contabiliza  diez partidos sin perder, en los que ha logrado seis victorias.


El Ribadumia ha pasado de ser segundo a solo dos puntos del líder a verse ahora a 8 puntos del Atios y a 11 del Barbadás. Las tres derrotas seguidas han penalizado muchísimo al equipo de Ibrahim Baptiste. Pero queda toda la segunda vuelta para recuperar ese margen.


En el caso del Portonovo también ha cedido demasiado al lograr solo una única victoria en sus últimos siete partidos. Ha caído a mitad de la tabla, a 11 puntos de los puestos de ascenso. Los problemas internos por los que atraviesa el club debido a los ajustes presupuestarios no invitan al optimismo. Con cambio de entrenador y salida de cuatro jugadores, por lo que la plantilla ha perdido número y calidad.


El Céltiga se ha situado séptimo a diez puntos del segundo. Su tendencia es buena. Lastrado por las cuatro primeras derrotas a domicilio, el equipo de Luis Carro va claramente de menos a más. Lo demuestra su única derrota en los últimos ocho encuentros. Fue contra el Moraña en un partido que mereció incluso ganar. El juego dice que el Céltiga está en línea ascendente, aunque le falta convertir en victorias los últimos empates. Tiene una desventaja numérica grande respecto a los tres primeros, pero quedan 57 puntos en juego, margen suficiente para soñar. La garantía del equipo isleño la calidad de su trabajo en el día a día, algo que siempre influye positivamente en la segunda vuelta.


Los otros cuatro equipos arousanos ya no pueden mirar hacia arriba. Sí matemáticamente, pero su realidad indica que pelearán por la permanencia en la segunda vuelta.  El CJ Cambados con 24 puntos, 4 de ventaja sobre la zona de descenso directo, es el mejor situado. Al igual que el Céltiga, el equipo de Pénjamo va claramente a más en el campeonato. Le penalizaron los problemas extradeportivos de la pretemporada. Tras las primeras ocho jornadas era colista con solo 4 puntos y sin conocer la victoria. Desde entonces es el sexto mejor equipo de la categoría con 21 puntos en 15 encuentros.  Lleva cuatro partidos sin perder y ha encontrado cierta solvencia en Burgáns, con cuatro victorias en los últimos seis partidos.


Umia y Villalonga cierran la primera vuelta con 21 puntos, solo 1 más que el Verín, que está en descenso. Los nueve empates y las dificultades para ganar lejos de A Bouza lastran al equipo de Sergio Martín. El Umia lleva toda la primera vuelta sin meterse en descenso, pero le falta encadenar dos victorias para dejar de verse amenazado todas las semanas. El Villalonga consiguió voltear su situación más delicada, cuando sumó un único punto en siete partidos. De mantener la línea de los dos últimos meses (15 puntos en 9 partidos) no debería sufrir para lograr la permanencia, que se puede ir a los 45 puntos. El Moraña llega al ecuador en descenso con 20 puntos y tras encajar un severo correctivo el domingo ante el Atios (0-5). Después de su mejor racha de la temporada con tres victorias seguidas, el equipo de Fabio Oliveira ha sufrido un revés demasiado duro, pero encara la segunda vuelta con buena puntuación para lograr el objetivo y, lo más importante, con la experiencia y la competitividad adquirida durante la primera vuelta. 

En el ecuador de la liga, el ascenso está lejos de Arousa

Te puede interesar