Jueves 23.05.2019

El “efecto Ricardo” saca del pozo al Villalonga

El equipo celeste, que contabiliza 20 de los últimos 24 puntos, está fuera de peligro por primera vez en más de cuatro meses.

La llegada de Ricardo Fernández al banquillo ha sacado al Villalonga de una situación más que delicada  | mónica ferreirós
La llegada de Ricardo Fernández al banquillo ha sacado al Villalonga de una situación más que delicada | mónica ferreirós

El Villalonga está fuera de descenso por primera vez desde hace cuatro meses y medio. La victoria del domingo ante el Bande por 2-1 le sitúa en la decimocuarta posición, por lo que en estos momentos no perdería la categoría pese al temible efecto cascada. Tal y como están las cosas en Segunda B y Tercera, si las ligas acabaran ahora mismo, serían seis los equipos de Preferente los que perderían la categoría (tres descensos directos y tres por arrastre). 


El efecto Ricardo Fernández es un éxito. El cambio de entrenador por el que apostó la directiva a finales de noviembre le ha cambiado por completo la cara al equipo.  Cuando el entrenador de Zacande llegó a San Pedro, el equipo estaba en descenso con solo 12 puntos después de las primeras quince jornadas. Desde entonces, el Villalonga es el octavo mejor equipo del campeonato con 21 puntos en 12 partidos.


El equipo celeste acumula ocho partidos seguidos sin perder. Solo el Barbadás mejora los números del Villalonga en los dos últimos meses. Con 20 puntos de 24 posibles, el conjunto de Ricardo Fernández va lanzado a la espera de afrontar los derbis ante CJ Cambados y Amanecer.


El equipo de Burgáns es la cruz de la moneda en la segunda vuelta. Solo fue capaz de sumar 7 puntos en 9 partidos, por lo que ha cedido en la pelea por el ascenso, pero tiene en el bolsillo su objetivo cumplido desde hace tiempo. El Amanecer suma los mismos puntos que el Villalonga, un colchón amplio sobre el descenso, pero amenazado por la posible cascada. El Unión Grove, con solo 17 puntos, está cada vez más desahuciado, le separan 13 puntos del decimoséptimo a falta de once jornadas. El Sanxenxo, al igual que los celestes, ha experimentado una gran reacción en los últimos meses, con solo una derrota en diez partidos, pero todavía le queda mucho por remar.

Comentarios