martes 11/8/20
59 cambados cev 2017- 63 usla cbc valladolid

El cielo deberá esperar

Se acabó el sueño del Xuven de ganar la liga y ascender directo a Leb Oro. La derrota ayer ante Valladolid en O Pombal unida a la victoria de Sammic en Ávila da el título a los de Azpeitia a falta de una jornada.

Erik Quintela muestra su rabia tras fallar tiros libres en los últimos segundos    | gonzalo salgado
Erik Quintela muestra su rabia tras fallar tiros libres en los últimos segundos | gonzalo salgado

Se acabó el sueño del Xuven de ganar la liga y ascender directo a Leb Oro. La derrota ayer ante Valladolid en O Pombal unida a la victoria de Sammic en Ávila da el título a los de Azpeitia a falta de una jornada. El Cambados CEV 2017 acabará tercero la liga regular de cara a los play-offs, su mejor clasificación de la historia, pero que deja un sabor agridulce porque tras encadenar diez triunfos seguidos el Xuven estuvo cerca de tocar el cielo, que deberá esperar. La presión pudo a los jugadores. Ocurrió ante Albacete y se acentuó ayer. Al Xuven se le encogió la mano y por primera vez en todo el año no llegó a los 60 puntos.
Pese a los 3/22 en triples, el equipo de Manu Santos vendió muy cara la derrota. Estuvo 13 abajo en la segunda parte, pero gracias a la defensa en zona que ordenó el técnico vilagarciano volvió al partido e hizo creer a su público, otra vez entregado, chapeau para esta afición ejemplar.

Con 54-55 y un minuto solo por delante Brat Osborne lanzó un triple totalmente solo desde la esquina, pero ayer el balón, caprichoso, no quiso entrar. Solo unos segundos antes, el norteamericano había fallado otro igual, en ese caso para empatar. En la acción siguiente al triple que pudo poner al Xuven por primera arriba en el marcador, el base Wade Chatman, que no había jugado un gran partido condicionado por las faltas, anotó un triple decisivo en la victoria de los de Paco García para asegurar su billete al play-off.

El partido fue un camino tortuoso para el Xuven. Siempre por debajo en el marcador, sin acierto en el tiro y al ritmo lento de cinco contra cinco que imponían los pucelanos. El 0-5 de inicio fue un ejemplo de lo que vino después. Sin ritmo anotador y con malas lecturas defensivas, el Xuven empezó con el pie cambiado y sufriendo al MVP de la liga, Sergio De La Fuente, al que los árbitros permitieron prácticamente todo en el duelo. Tras el 13-24 del primer cuarto, se sentaron De La Fuente y Chatman y a Valladolid se le apagaron las luces en ataque. El Xuven lo aprovechó (parcial de 6-0) para acercarse, pero luego recibió un parcial de 0-5 que le puso diez abajo. En esos últimos minutos del segundo cuarto, Adrián Chapela asumió responsabilidad y acercó a su equipo al descanso 29-36.

El tercer cuarto empezó mal, con un 0-6 que disparó a los visitantes 29-42. El Xuven se puso a defender en zona y eso hizo que la diferencia no aumentase, pero en ataque seguían las dificultades para ver aro, que se hacía pequeño. Los locales cerraron el tercer período con un paupérrimo 2/16 en triples (40-50 en el marcador).

Lucha hasta el final
En un mal día, el Xuven dio la cara hasta el final. Siguió colapsando a su rival con la zona y con mucho trabajo logró ponerse a 4 (46-50), con el público encendido. A partir de ahí cada balón se luchaba como si la vida se fuese en ello. El Xuven se puso a 2 (50-52) a falta de menos de cinco minutos tras una canasta de Baiget. Valladolid se aferró al MVP, le señalaron una falta polémica fuera de tiempo y luego se hizo con un balón suelto muy importante. De La Fuente sostuvo con su garra a Valladolid, pero el final fue un cara o cruz en el que el Xuven no tuvo la fortuna de anotar esos tiros que lleva toda la temporada metiendo, posiblemente por la presión. Por eso no se completó la remontada, pero el equipo de Manu Santos demostró que está preparado para batallar en los play-offs.

El sábado jugará en León un partido intranscendente para sus intereses. Gane o pierda será tercero, puesto que Granada tiene asegurada la segunda plaza que otorga factor campo en todas las eliminatorias por haber ganado la Copa. Al Xuven solo le falta saber quien será su rival, por decidir. l

Comentarios