domingo 22.09.2019

El EncestaRías evidencia la necesidad de mejoras en Fontecarmoa

El torneo se gana la admiración y el respeto de los equipos de ACB
El concurso solidario de triples que ganó el sueco del Alba Berlín Marcus Eriksson fue una de las novedades este año en el EncestaRías | gonzalo salgado
El concurso solidario de triples que ganó el sueco del Alba Berlín Marcus Eriksson fue una de las novedades este año en el EncestaRías | gonzalo salgado

Finalizada la quinta edición del Torneo EncestaRías, el balance que realiza la organización apunta a la “consolidación” del evento dentro del baloncesto profesional en España, “empieza a tener  cada vez más nombre”, dice Diego Doval, presidente de la Asociación EncestaRías. “Los equipos se marchan encantados, hubo algunos que no pudieron venir porque estaba el cartel completo y los que se van, como Burgos o Betis, piden volver el año que viene”.

Una de las cuestiones que volvió a poner de manifiesto el Torneo ACB,  que fue tratada en el último pleno municipal y que ya vienen demandado desde hace tiempo los clubes que utilizan diariamente la instalación atiende al propio pabellón de Fontecarmoa, por el que los años no pasan en balde tras cuatro décadas. Los usuarios demandan una reforma estructural para evitar los problemas de condensación y humedad los días que llueve, un cambio de la pista de parqué y una remodelación de los vestuarios. 

Pese a ser uno de los pabellones más antiguos de la Comarca, los equipos ACB  y de Euroliga, caso del Alba Berlín, se adaptan a la instalación y valoran el esfuerzo que hace la organización del torneo para sacarlo adelante.  Si bien, para atraer a los grandes clubes nacionales y europeos,  mejorar la instalación es obligado. “Ojalá este torneo sirva de estímulo o de evidencia para que se haga algo en Fontecarmoa y se consiga la anhelada reforma, aunque se realice por partes”, explica Diego Doval.

A lo largo del último lustro por la instalación vilagarciana pasaron ya Gran Canaria, Estudiantes, Murcia, Baskonia, Unicaja, Burgos, Joventut, Bilbao, Alba Berlín, Betis y un Obradoiro que es un fijo en todas las ediciones. “Todavía no hemos tocado techo, a nivel organizativo seguimos dando pasos hacia adelante”, algo que se comprobó este año con el novedoso concurso de triples solidario cuyos alimentos recaudados son destinados a Cáritas, así como con la pantalla LED colocada junto a la mesa arbitral o la dinamización de los concursos y la cantidad de regalos sorteados. 

Desde la organización, sin embargo, esperan mejor respuesta del público, sobre todo del de Vilagarcía y de la gente de baloncesto de la comarca. “En la jornada del viernes hubo un entradón, posiblemente la mejor de todas las ediciones, pero personalmente sigo echando de menos a mucha gente que es de baloncesto que por lo que sea no está en el pabellón, me fastidia que haya más gente de Santiago en el pabellón que de Vilagarcía”, comenta con sinceridad Diego Doval. 

A nivel deportivo los aficionados disfrutaron de las nuevas caras del Obradoiro, de un equipo de Euroliga como el Alba Berlín de Aito García Reneses, así como de jugadores como Earl Clarke (ex de los Lakers) o KC Rivers, campeón de la Euroliga y que se llevó el trofeo MVP de la final que ganó su equipo, el Coosur Betis, al San Pablo Burgos.

Desde la organización están satisfechos con las actividades paralelas como el pick&rock o la jornada de fomento de la lectura que llevaron a cabo las jugadoras del primer equipo del Cortegada, y ya piensan en “seguir dando pasos adelante” para la próxima edición. En ese sentido sobre la mesa está la idea de conseguir “un primer espada del baloncesto español tipo Real Madrid, Barça o Valencia” y hacer un torneo paralelo femenino para “seguir aumentando el evento”.

A nivel de ayudas institucionales y privadas, “estamos contentos, es mucho trabajo el que hay detrás, agradecemos las ayudas de todo el mundo, desde que el compró su abono hasta el patrocinador mayor”. Doval también hace mención especial “a todos los voluntarios que nos ayudaron, desde el que estuvo en la taquilla, el que ayudó en los sorteos, el speaker… hasta el que movió el escenario del pick&rock, la verdad es que toda esa gente son un equipazo y sin ellos no hubiese sido posible hacer todo esto”.

Desde la Asociación EncestaRías esperan cuadrar números tras esta edición para empezar ya a plantearse la del año 2020, para la que ya tienen un buen número de ofrecimientos por parte de equipos, y es que prácticamente todos los que vienen quieren repetir.

Comentarios