Jueves 23.05.2019

Este Céltiga ya es infalible

Derrotó al Boiro en el derbi entre rivales directos con goles de Santi y Pedro Delgado. El equipo isleño, en su tercera victoria seguida, volvió a conceder muy poco a nivel defensivo y está fuera de descenso.

Marcos Bermúdez echó el candado ayer ante el Boiro y el Céltiga solo ha encajado un gol en los últimos cuatro partidos  | mónica ferreirós
Marcos Bermúdez echó el candado ayer ante el Boiro y el Céltiga solo ha encajado un gol en los últimos cuatro partidos | mónica ferreirós

Uno de los tópicos más recurrentes es que el fútbol relacionan los resultados con sus dinámicas y los estados de ánimo de los equipos. El Céltiga, enrachado, sumó ayer su tercera victoria seguida al superar al Boiro en un derbi muy igualado, pero que se llevó el equipo que en estos momentos está en mejor momento. Marcaron Santi y Pedro Delgado. El Céltiga volvió a demostrar mucha solidez defensiva ante un rival sin mordiente en los últimos metros. El resultado deja a los isleños con tres puntos de ventaja más golaverage sobre los de Barraña, que están en descenso directo tras una jornada en la que ganaron Paiosaco y Arenteiro, que suman también 30 puntos al igual que los locales y el Vilalbés.

El partido fue más emocionante que brillante. Demasiado en juego. Los dos equipos tomaron precauciones de inicio, conscientes de que no encajar sería la clave para acercarse al triunfo. Las primeras ocasiones no llegaron hasta el minuto 20. Rodri sacó de la escuadra un remate de un Jacobo que después lanzó una falta directa fuera por poco. El Boiro era el que llevaba más la iniciativa y el Céltiga el que conseguía robar para transitar rápido.  A siete minutos del descanso los locales, en estado de gracia en estos momentos de la temporada, golpearon primero. Fue en una jugada en banda izquierda, Pablo Pillado combinó con el carrilero Santi, que se quedó en el mano a mano ante Rodri, al que batió por abajo. El 1-0 reforzó el plan del Céltiga, no encajar es primordial desde que Javi Rey llegó al equipo. El entrenador ourensano ha conseguido, tanto con su defensa de cinco como con los fichajes realizados en el mercado invernal, dotar al equipo de la consistencia que demandaba. Ayer lo volvió a demostrar.

El Céltiga con el marcador a favor es un equipo fiable. Sabe manejarse y apenas concede. No es casualidad que haya sumado 10 de los últimos 12 puntos en juego. Los locales redujeron a la nada el bagaje ofensivo del Boiro en el primer tiempo. Aunque el equipo de Rubén López llevó más el peso del partido, realmente no fue capaz de generar ocasiones.

El Céltiga empezó mejor la segunda parte y tuvo un par de remates de Nico Manteiga y Edu Otero. El Boiro llevaba el la iniciativa, pero las mejores oportunidades siguieron siendo de un Céltiga que disfrutaba de los espacios. Superada la hora de partido, Edu Otero perdonó el 0-2, pero se entretuvo en el área. El empuje del Boiro se intensificó a medida que pasaban los minutos. Rubén López trató de agitar el árbol con los cambios, pero continuaron los problemas en los últimos metros. Además, cualquier opción se desvaneció cuando a falta de un cuarto de hora Pedro Delgado hizo el 2-0 con un disparo lejano sin aparente peligro al que no respondió bien Rodri. El Boiro se volcó al final y pudo recortar distancias, pero lo evitó Arán bahjo palos.

Comentarios