jueves 1/10/20

El exremero del Puebla que saca los colores a MacGyver

Juan Carlos Pereira Redondo ha creado en su antiguo taller de carpintería un gimnasio de lo más completo, con ergómetro de madera y TRX  motorizado, fabricados por él mismo con todo detalle
“John Callo”, como le conocen en su antiguo club, ejercitándose en el ergómetro (arriba) y con el TRX (abajo) creados por él mismo aprovechando materiales que utilizaba cuando se dedicaba a la carpintería | cedidas
“John Callo”, como le conocen en su antiguo club, ejercitándose en el ergómetro (arriba) y con el TRX (abajo) creados por él mismo aprovechando materiales que utilizaba cuando se dedicaba a la carpintería | cedidas

Dice el refrán que la necesidad agudiza el ingenio y el pobrense Juan Carlos Pereira Redondo es un gran ejemplo de ello. Exremero del club de la localidad, este vecino de 55 años comenzó a trabajar de carpintero a los 15 y ahora ha montado en el que era su taller un gimnasio completo y de lo más profesional, fabricándolo con sus propias manos.

De entre las máquinas que componen esta sala de entrenamientos destacan dos: Un ergómetro y un TRX. Preguntado por el primero de ellos, Pereira explica que muchos años de su vida los pasó remando en el Club de Remo Puebla, actividad que abandonó hace unos 7 u 8. En ese momento comenzó a dedicarse a las carreras populares, “pero co confinamento non hai maneira de seguir facendo deporte”, por lo que surgió en su mente la idea de darle una nueva vida a su antiguo taller. “Tíñao parado dende que empecei a traballar montando tendas para Inditex”, explica.

Informándose sobre la preparación para los Ironman, descubrió que “un 70 % dos entrenamentos fanos con ergómetros, cando o que vas é a correr, nadar e andar en bici. É un deporte moi completo”, asegura. Este hecho lo corrobora con su propia experiencia: “Seino porque tiven que deixar de remar dous ou tres anos, cando me puxen de autónomo, porque non tiña tempo, e cando volvín remar a cousa evolucionara, xa había entrenamentos máis específicos e eu perdín 20 kilos dende outubro ata marzo entrenando no ergómetro”.

Esta experiencia le proporcionó el conocimiento de las sensaciones que esta máquina transmite al cuerpo y hace un año empezó a crear su gimnasio en casa, para entrenar cuando tenía días libres. Ahora, durante esta cuarentena obligada por la pandemia del coronavirus, ha sido cuando Pereira ha comenzado a fabricar su propio ergómetro, a partir de materiales que ya tenía como tablas de madera, cuerda, poleas y pesos. A pesar de lo completo de la creación, que hasta cuenta con banco móvil, gomas y topes de madera para colocar los pies y que no se muevan y un hueco para colocar el móvil y poder escuchar música o ver vídeos mientras se entrena, aún lo está mejorando: “Para que as pesas non se balanceen engadinlle unha guía de cada lado”, explica.

En cuanto al TRX, “fíxeno para probalo”, afirma, y lo colocó en la polea que antiguamente usaba para subir las puertas cuando las tenía que barnizar en el taller y que se mueve mediante un polipasto eléctrico, por lo que puede subirse para hacer pecho o brazo y bajarse para hacer pierna, glúteo o abdominales.

Además de estos dos ingenios, también cuenta con una mesa para hacer abdominales o incluso fondos de tríceps, también usada años atrás para subir las puertas en el taller. Junto con su inventiva, Internet le ha aportado ideas como una goma enganchada a la pared con la que se puede practicar técnica de carrera “e preparar a forma da pisada cando vas correndo”. Todo ello, junto con mancuernas, una bici estática o un banco, crean un gimnasio de lo más completo que desde luego desearía más de uno en estos tiempos de aislamiento.

A pesar de la genialidad de las ideas, Juan Carlos Pereira no piensa en patentar ninguna de sus creaciones ni tampoco idear ninguna nueva, al menos de momento. Y añade: “A min non me vale a pena comprar ningunha máquina porque de doce meses ao mellor boto na casa tres en total”. Ni falta que le hace.

El vídeo en el que muestra su gimnasio casero al completo puede verse en el perfil de Facebook del CR Puebla o en el suyo propio.

Comentarios