miércoles 15.07.2020
jorge otero y patxi salinas técnicos de arosa y bouzas

“La final de Copa nos marcó mucho”

Jorge Otero (Nigrán, 28-9-1969) y Francisco “Patxi” Salinas (Bilbao, 17-11-1963) disfrutaron de amplias carreras profesionales como futbolistas. Entre ambos suman más de 750 partidos disputados en Primera .

“La final de Copa nos marcó mucho”


Jorge Otero (Nigrán, 28-9-1969) y Francisco “Patxi” Salinas (Bilbao, 17-11-1963) disfrutaron de amplias carreras profesionales como futbolistas. Entre ambos suman más de 750 partidos disputados en Primera División. Fueron internacionales. Coincidieron dos temporadas como compañeros de zaga en el RC Celta (desde 1992 a 1994), club en el que son referentes. El gallego por emerger desde la cantera, consolidarse y brillar en el primer equipo durante siete años. El vizcaino estuvo seis temporadas defendiendo los colores celestes. También dejó huella, por su carácter. Otero y Salinas son buenos amigos. El domingo se ven las caras por primera vez como entrenadores rivales en el partidazo de A Lomba entre el Arosa, quinto clasificado de Tercera División, y el Rápido de Bouzas, líder destacado.

- Vuestra relación se fraguó en las dos temporadas que coincidisteis en el Celta, ¿cómo las recordáis?
- Patxi Salinas: “Recién llegado del Athetic fiché aquí en el año 92. Hicimos dos años fantásticos, en uno conseguimos el premio Zamora y el otro llegamos a la final de Copa. Jorge fue uno de mis mejores amigos dentro de aquel equipo, tuve una relación excepcional y era uno de los mejores jugadores de la plantilla. Tuvo la suerte, muy merecida, de jugar el Mundial del 94 y el club lo vendió tras una grandísima temporada. El recuerdo que tengo de él es inmejorable.
- Jorge Otero: “Éramos un equipo agresivo, intenso, como grupo, fantástico. Patxi llegó y encajó muy bien y fue muy importante. Antes de venir, cuando te enfrentabas a Patxi siempre tenías tus roces, porque era agresivo e intenso, y tenía ese carácter que nosotros también teníamos. Decíamos: ¡Buah!, viene el vasco este, vaya personaje. Pero no, llegó y por su carácter se hizo con el vestuario muy rápido, aparte como jugador era fantástico. Su adaptación al equipo fue rapidísima.

- Supongo que os han preguntado mucho por la final de Copa perdida en el 94 a penaltis en el Calderón. Si no falla Alejo, ¿os hubiese tocado tirar?
- P. S: “Primero hay que decir que esa final nos marcó a todos en aquel equipo. Era un hito enorme para el club haber llegado a la final. Tenía un mérito brutal porque era un equipo hecho con poquito dinero para mantener la categoría. No la ganamos porque el fútbol tiene esas cosas y no nos concedió esa suerte. Yo creo que me tocaba tirar el sexto o el séptimo. Jorge estaba con problemas físicos en la prórroga, andaba cojo. No éramos especialistas, teníamos cuatro que sí lo eran que fueron los que marcaron. Alejo había tirado alguno, por eso lanzó el quinto.

- Supongo que hace veinte años no se estudiaban vídeos de lanzadores, porteros...
- J. O: “No había ni los seguimientos ni los medios que hay hoy en día, era más personalizado, sobre todo el portero, que se buscaba la vida con el entrenador de porteros, aunque no había muchos tampoco. Esa final nos marcó. Hubo momentos muy tristes en el fútbol. La muerte de Quinocho o el accidente de Alvelo, son cosas que te marcan mucho en lo extradeportivo, pues en lo deportivo perder la final nos marcó. Esa final era nuestra. No éramos un equipo con jugadores brillantes, pero como grupo éramos de lo mejorcito. Es un recuerdo que lo tendremos siempre.

- ¿En que momento decidisteis que queríais ser entrenadores?
- P. S: “Yo estando en Bilbao siendo futbolista ya estaba apuntado en el curso para sacar el primer nivel. Luego llegó el segundo, el nacional y los cursos Uefa para consolidar la titulación. Es algo que nos gusta, tuvimos grandes entrenadores y muchas vivencias. No sabía si me iba a gustar pero una vez que he entrenado la experiencia es maravillosa, aunque también quema mucho y es muy diferente a cuando jugábamos.
- J. 0: “No pensaba ser entrenador. El primer nivel lo hice en Sevilla cuando estaba en el Betis con otros compañeros. Era algo que estaba ahí abandonado hasta que Javi Maté me habló de ir de segundo de Juan Carlos Andrés al Rápido, que estaban muy interesados. Y ahí empezó el gusanillo, de ayudante de Juan Carlos saqué el nacional y cuando él se fue me propusieron coger el equipo y la verdad es que empiezas a ver que haces alguna cosa bien, que los jugadores llevan a cabo lo que dices... Evidentemente no tiene nada que ver con la etapa de jugador.

- ¿Qué necesita un entrenador para llegar al fútbol profesional? ¿Contactos?
- P. S: “No lo sé. Un poco de suerte, que alguien apuesta de ti, tener un buen intermediario que conozca a algún presidente que apueste por ti. Fortuna, arriesgar, hacer las cosas bien y que apuesten por ti. Yo espero que algún día me toque, vivo con esa ilusión.

- Jorge, supongo que en el futuro esperas trabajar en el Celta...
- J. 0: Sí, claro. Soy de la cantera, estuve desde los 12 años hasta los 25, tuve la suerte de ser capitán e internacional jugando un Mundial perteneciendo al Celta... La verdad es que es algo que tengo ahí, ahora lo veo lejano, pero a veces necesitas tener ese pelín de suerte y que alguien apueste por ti y esa primera oportunidad que todos necesitaron en su día. Nadie adquiere experiencia sin que le den una primera oportunidad. Esa ilusión la mantenemos y la tenemos. Cada día queremos mejorar e ir subiendo peldaños.

- El Rápido de Bouzas es líder destacado con 40 puntos y unos números que asustan. ¿Cuál es la clave?
- P. S: Trabajo, en mi vida he confiado siempre en el trabajo día a día y que luego tengas el factor ese de que las cosas salgan bien. Pero si trabajas sin improvisación, al final más suerte tienes. Dentro de los medios que tiene nuestro club, que son escasos, el grupo que hemos hecho es fantástico y el equipo ha entrado en una dinámica increíble. Creo que por méritos propios estamos ahí. Tener 40 puntos en 18 jornadas son muchos puntos, esperemos que siga la racha y a ver si somos capaces de ganar al Arosa.

- Jorge, tú conoces a la perfección al Rápido de Bouzas, ¿te sorprende su dinámica?
- J.0: Es el mejor equipo sin duda, los números que tiene son espectaculares: Máximo goleador, menos goleado, nueve victorias en casa... Es un equipo tremendamente complicado que es el rival a batir sin ninguna duda. Defensivamente muy fuerte y con jugadores con capacidad goleadora. Los veo arriba al final de liga, luchando por el título. Las segundas vueltas son difíciles y hay equipos con potencial, que sus metas son ser campeones, pero creo que van a tener que remar mucho para poder alcanzarlo. Para nosotros es un partido complicado pero también muy motivante.

- Patxi, ¿qué te parece el Arosa?
- P. S: No tengo ninguna duda de que es un equipo que va a jugar play-off. Es un equipo muy fuerte con jugadores muy buenos. Tuvieron la mala suerte de las lesiones de Manu Justo y Lloves, que merma tus posibilidades, pero estoy seguro de que junto con Cerceda, Vilalbés y Dépor B van a ser los equipos a batir para jugar el play-off. Vamos a pelear con ellos codo con codo. Otros como el Compostela y Alondras que contaban mucho al principio se han quedado descolgados, remontar doce puntos me parece difícil contra cuatro o cinco equipos. Los seis primeros, si no hay nada raro, seremos los que tenemos que luchar por el play-off.

- Va a ser la primera vez que os enfrentéis, ¿será especial?
- P. S: El domingo vamos a ser rivales, pero yo le deseo toda la suerte del mundo de corazón, por el cariño que el tengo a Jorge. Ojalá consiga su meta y ojalá estemos ambos en play-off y si no lo conseguimos nosotros, ojalá lo consiga el Arosa.
- J. O: Exactamente igual, el domingo mantendremos nuestra muy buena relación pase lo que pase.

- ¿Entrenaríais juntos? Por ejemplo haciendo un tándem..
- J. O: Pacho me haría un buen segundo (risas).
- P. S: Si entrenamos al Celta y va Jorge de primero asumo lo de segundo sin problema.
- J.O: Claro, así cuando me echen quedas tú (risas otras vez).

Comentarios