Lunes 17.12.2018

“Se foramos unha empresa ascenderíamos a Piscis, pero isto é fútbol e rematou un ciclo”, explica Abalo

De la misma forma en la que llegó, Jose Luis Uhía “Piscis” se despidió ayer del Arosa. Acompañado por el presidente en las instalaciones del club en A Lomba.

El Arosa cambia de inquilino al frente del equipo tras tres temporadas y media	g. s.
El Arosa cambia de inquilino al frente del equipo tras tres temporadas y media g. s.



De la misma forma en la que llegó, Jose Luis Uhía “Piscis” se despidió ayer del Arosa. Acompañado por el presidente en las instalaciones del club en A Lomba, sentado en la misma mesa en la que fue presentado hace tres años y cuatro meses. Manolo Abalo quiso tributarle una salida acorde a su trayectoria y desplegó todo tipo de elogios hacia el que fue su segundo técnico desde que tomó las riendas del club hace seis años. Piscis se va sin reproches, con palabras de agradecimiento para mucha gente. Asumiendo que el que paga, manda. Y resumiendo su destino en uno de esos grandes tópicos de este deporte: “Esto es fútbol y no hay que darle más vueltas”.
“Foi un ciclo brillantísimo, por coller o equipo cando parecía impensable e ascender” empezó hablando orgulloso el presidente. “E os tres anos seguintes foron brillantísimos porque nos últimos 15 anos este clube nunca pelexou por estar arriba. Creo que o que veu á Lomba disfrutou sen estar en descenso como en anos anteriores”.
Curiosamente, a la afición se refirió también Abalo para explicar la razón del cambio de inquilino en el banquillo. “É triste darlle a baixa a un entrenador facendo todo o que fixo, pero hai ciclos e proxectos. En calqueira empresa co traballo que fixo Piscis sería ascendido e aquí botámolo, é o triste do fútbol porque o pide a afección, a prensa e todo o mundo, con moito pesar hai que facelo” dijo Abalo sensiblemente emocionado.
Piscis, que tiró de chuleta cuando se quedó en blanco tratando de trasmitir un mensaje claro, mostró “respeto” hacia la decisión tomada por la directiva. “Esto es fútbol, ellos toman sus decisiones igual que yo tuve que tomarlas a la hora de confeccionar plantillas o hacer alineaciones”. Reconoció haber cometidos errores, aunque “la responsabilidad es de todos”.
En su despedida, muy elegante, se acordó de toda la familia arosista. “Estuve encantado de disfrutar en este gran club, de haberlo ascendido a Tercera División y de consolidarlo sin agobios y siempre acariciando la zona noble, de haber quitado para adelante a bastante chicos. Seguiré siendo aficionado al Arosa. Por mi ambición y por objetivos del club quisimos dar un paso adelante que espero que la persona que venga lo consiga. El club y la afición lo merecen. Estoy agradecido a la directiva, a los jugadores de todos estos años, a las personas del cuerpo técnico y colaboradores, a la afición y a toda la gente que tuve el gusto de conocer en Vilagarcía”.
La mención aparte se la llevó la mujer del presidente, “a ella le hago una reseña especial, estuvo a las duras y a las maduras siempre apoyando al equipo y a mí, es una sufridora número uno del Arosa y le tengo mucho cariño”.
Su marcha no es un adiós. Es un hasta luego porque ambos reconocieron que las puertas quedan abiertas.

otro proyecto, mismo objetivo
“Este clube debe loitar sempre por estar entre os catro primeiros, ademais anos atrás era onde estaba e hai que darlle unha ilusión á xente” insistió el presidente al ser preguntado por el futuro. “Sen olvidarse nunca de que o primeiro é facer os puntos para salvar a categoría. Somos o clube que máis xente leva ao campo. Este ano faltounos sorte coas arbitraxes e tiveron que tirar do carro os canteiráns” analizó el presidente, que volvió a ensalzar la labor de Piscis también en la gestión de la base.

perfil del sustituto
“Non falei con ninguén e menos con adestradores doutros clubes” aclaró Abalo. “Ofrecéronme cantidade de adestradores, pero primeiro temos que organizarnos nós coa comisión ou dirección deportiva da que formarei parte”. A la espera de que Eduardo Carregal dé el sí definitivo para esta nuevo cargo, el presidente explicó que una vez decidido el sustituto la directiva tendrá que darle el visto bueno. El perfil que le gusta a Abalo es el de un entrenador “como Piscis, que teña nome dentro das posibilidades económicas do clube, que teña carácter e que lle guste á base, porque o fondo de armario do Arosa é superior ao 90% dos equipos de Terceira porque temos unha base do nivel do Deportivo e do Celta”.
A lo largo de la semana se concretará el organigrama de la dirección deportiva con Carregal al frente y luego comenzará la búsqueda de un entrenador que se ajuste al proyecto.

Comentarios