jueves 12.12.2019

El fútbol fue justo esta vez con el Cambados, que remontó tras el descanso

Tras ser muy superior en la primera parte se vio 0-1 en la única ocasión de los vigueses, pero Andrés y Augusto le dieron la vuelta
Ameneiro pugna por el balón durante un partido de liga en Burgáns | gonzalo salgado
Ameneiro pugna por el balón durante un partido de liga en Burgáns | gonzalo salgado

Esta vez el Cambados fue capaz de hacer justicia y hacerse con los 3 puntos al remontar ante el Gran Peña en  Burgáns en la segunda parte con goles de Andrés y de Augusto de penalti. Si en la jornada anterior frente al Barbadás el punto resultó agridulce debido a las numerosas oportunidades falladas, los de Edu Charlín estuvieron muy cerca de experimentar un déja vú en el partido de ayer, pero en esta ocasión los amarillos lograron afinar más su puntería. 

Si a cualquiera de los espectadores les hubieran dicho en el minuto 40 que el Gran Peña se iba a adelantar, esta persona habría sido tachada de loca, pues el dominio del Cambados fue prácticamente completo. Los amarillos monopolizaron la posesión, superando con facilidad las defensas viguesas, y nada más empezar disfrutaron de dos mano a mano, errados por los muy activos Aarón Paredes y Andrés, que convirtieron al guardameta Andrés en el mejor jugador vigués. Posteriormente llegarían nuevas ocasiones locales, no tan claras como las dos anteriores, pero que hacían presumir un gol local. Nada más lejos de lo sucedido, por lo que más duro fue el mazazo; prácticamente en el descuento, un contragolpe vigués tras el robo de un saque de banda, agravado por una indecisión entre portero y defensa dejaron el balón en bandeja para que Óscar hiciera el 0-1. Tras un dominio incontestable, jarro de agua fría. 

El descanso sentó muy bien a los de Edu Charlín, que logró mantener la actitud de sus jugadores. Estos respondieron de la mejor forma posible; nada más reiniciarse el encuentro, una buena acción del incisivo Andrés, en la que realiza una pared con el siempre participativo Aarón Paredes y posteriormente regatea a dos defensores para luego colocar el balón en el fondo de la portería significó el justo empate, que sentó como un reconstituyente. El dominio local se mantuvo, si bien por momentos hubo nerviosismo; fue en este corto espacio de tiempo que va del empate  al 2-1 cuando Sergio puso un importante granito de arena en la victoria al desbaratar la mejor ocasión visitante, provocando una réplica que acabaría en penalti y expulsión. Augusto no despreció la inmejorable ocasión, y en el minuto 53 el Cambados se ponía 2-1.

Con prácticamente 40 minutos por delante y tan solo un gol de desventaja, el Gran Peña, pese a su inferioridad, buscó el empate. Entre esta situación y que el Cambados siguió dominando se puede explicar las hasta tres nuevas clarísimas oportunidades para sentenciar en las botas de Aarón Paredes, Andrés y Jorgito tuvieron los locales para sentenciar. No fue así, y pese al buen hacer defensivo, el pitido final fue acogido con alivio.

Comentarios