martes 26.05.2020

“Para ganarnos a nosotros hay que hacer las cosas muy bien”

Ricardo Fernández entrenador del villalonga
Ricardo Fernández lleva toda su vida pendiente del balón  | gonzalo salgado
Ricardo Fernández lleva toda su vida pendiente del balón | gonzalo salgado

Ricardo Fernández cumplió hace una semana un año al frente del Villalonga. El técnico meisino de 47 años, tras lograr varios éxitos en clubes como Ribadumia, Arosa, Portonovo y Zacande, cogió al equipo celeste en zona de descenso y doce meses después lo tiene en puestos de ascenso a Tercera. Todo ello sin realizar demasiados cambios en la plantilla. El Villalonga es uno de los conjuntos más competitivos de Preferente Sur, el gran tapado (cada vez menos) entre los candidatos al ascenso. En lo que va de año 2019, el Villalonga ha disputado 33 partidos de liga, con 23 victorias, 5 empates y 5 derrotas. Unos registros que, de mantenerlos en la primera parte del año 2020, le permitirán pelear por ascender.

Cumple un año en el club, ¿cómo consiguió cambiar la mentalidad y la dinámica de un equipo en caída libre?

Fue un poco una mezcla de todo, desde el aspecto táctico al psicológico, la predisposición de los jugadores siempre fue buena, ellos siempre creyeron y poco a poco fuimos creciendo. Era importante conseguir victorias para que la moral del equipo creciese y así fue, yendo partido a partido fuimos consiguiendo resultados.

¿A su llegada instauró ya la característica defensa de tres centrales o fue probando alternativas?

No, hubo partidos que jugamos con cuatro, pero es verdad que desde que cogimos una buena racha cambiamos a defensa de tres la mayoría de los partidos.

No era algo habitual en sus anteriores equipos...

No, pocas veces jugamos así, creo recordar que en el Portonovo alguna vez, pero debido a las bajas. Lo hicimos en el Villalonga por composición de la plantilla, creemos que es la mejor manera de sacar rendimiento a los jugadores y al equipo, de esta forma podemos jugar con más delanteros sin perder gente en mediocampo.

Y ahora ya va evolucionando la idea, en el último partido contra el CJ Cambados su equipo jugó prácticamente con un 3-4-3...

Sí, llevamos unos partidos jugando así, pero variamos en función de como nos juegue el rival. A veces jugamos con un 3-5-2, otras 5-3-2 como contra el Céltiga porque no queríamos que nos cogieran con velocidad con espacios a la espalda. Al final hay que adaptarse también al rival.

Pero su sello personal de querer el balón no cambia...

Es algo que intentamos, a veces sale y otras no. También hay partidos que no interesa tenerlo y jugar más a la contra, depende de cada partido aunque en la mayoría queremos ser protagonistas, jugar el máximo tiempo en campo contrario y tener el balón, la idea es viajar juntos hacia arriba y defender también juntos.

El Villalonga es el mejor equipo a domicilio con 13 puntos en 7 partidos, ¿a qué cree que se debe?

Pues porque intentamos jugar siempre de la misma manera, en casa y fuera, la idea es la misma aunque te adaptes al campo y al rival que visites. No hacemos nada diferente a lo que planteamos en casa.

A nivel individual es difícil destacar a un jugador del equipo por encima del resto, ¿no?

Nosotros no tenemos figuras contrastadas como puedan tener otros equipos de la categoría o de Tercera División, pero tengo claro que somos un bloque muy fuerte. Se lo dije a los jugadores, que vamos a ser un equipo muy complicado de ganar, para ganarnos a nosotros hay que hacer las cosas muy bien, porque somos un equipo que se entrega al 100 % en los partidos, aparte de la calidad individual todos trabajan sin escatimar, a partir de ahí ya tienes mucho ganado. Lo principal de este grupo es el bloque, todos, los que juegan y los que no.

En el apartado de goles también está muy repartida la cosa, son 30 tantos muy divididos...

Sí, porque intentamos llegar con mucha gente arriba de segunda línea, y no dependemos de uno o dos jugadores, nosotros de mediocampo para arriba cualquiera pueda hacer gol, y a balón parado los de la línea de atrás también tienen mucho potencial. Al final esto es un bloque y cada uno aporta su grano de arena en ataque y en defensa.

¿Puede el Villalonga aguantar el tirón en la parte alta?

Por intentarlo no va a quedar. Sabemos de la dificultad, sabemos de los trasatlánticos que tiene este año la categoría, clubes con potencial a nivel económico y de jugadores, pero el equipo va a darlo todo para seguir ahí, somos ambiciosos y aunque no partamos en la primera línea de los equipos llamados a ascender, está claro que no vamos a renunciar a nada, estamos ahí por méritos propios y cuando queden cinco o seis jornadas miraremos donde estamos e intentaremos quedar lo más arriba posible.

¿Cómo hacen frente al handicap de no poder entrenar siempre en el mismo campo por el mal estado como O Revel?

Es complicado, no estamos entrenando allí porque está muy mal, llevamos muchas lesiones por el estado del campo. Estamos entrenando un día en Zacande y yendo también los jueves a Dena, y los viernes tratamos de entrenar en San Pedro para evitar ir a O Revel. Trato de no darle importancia a eso, nos desplazamos y punto.

¿Qué trasmite la directiva y la afición al equipo?

Están igual de ilusionados que nosotros. La gente acude al campo los domingos, se desplazan fuera también y la sensación que tengo es que están enganchados al equipo. El año 2019 está siendo inmejorable y la afición y la directiva ve que cada domingo el equipo trabaja y lo deja todo independientemente de que ganes, pierdas o tengas partidos malos.

¿Va a tratar de reforzar el equipo?

Estaremos atentos porque nos quedamos cortos de plantilla. Costas es baja prácticamente para lo que resta de temporada y Brian lleva un par de meses con problemas en una rodilla, y hubo gente como Acuña y Jorge que se fueron. Somos 18, estaremos atentos al mercado para ver si puede venir alguien para ayudar porque la temporada va a ser larga.

Comentarios