• Viernes, 19 de Octubre de 2018

El “gato” de moda del fútbol español sitúa a Catoira en el mapa internacional

Sergio Álvarez ha situado a Catoira en el mapa. Al portero del Celta le han bastando dos actuaciones memorables en apenas cuatro días para poner en boca de todos al concello de “As Torres do Oeste”.

El “gato” de moda del fútbol español sitúa a Catoira en el mapa internacional
Sergio ya se entrena para el partido del viernes en Elche	ad
Sergio ya se entrena para el partido del viernes en Elche ad

Sergio Álvarez ha situado a Catoira en el mapa. Al portero del Celta le han bastando dos actuaciones memorables en apenas cuatro días para poner en boca de todos al concello de “As Torres do Oeste”. Si hasta ahora la Fiesta Romería Vikinga (de Interés Turístico Internacional desde el 2002) era el gran reclamo publicitario y turístico de la localidad arousana, en las últimas horas Catoira también se ha dado a conocer por ser la cuna del “gato” más famoso del fútbol español.
El penalti decisivo en el derbi ante el Depor que Sergio logró detener al bosnio Haris Medunjanin ha dado la vuelta al Mundo.  El portero arousano de 28 años acabó siendo el gran protagonista del encuentro. Igual de determinante que en el Calderón. Sergio gana puntos para el Celta y promociona a su concello, que forma parte de su apodo.  “Celta’s Cat of Catoira denies Deportivo to become the king of Galicia” es el titular que recoge The Guardian, cabecera londinense considerada como una de las referentes de la prensa mundial. El “Gato de Catoira” también copa portadas, radios y televisones nacionales. Además de las redes sociales.
El martes por la noche tras el encuentro Catoira fue Trending Topic en Twitter. Excompañeros como Iago Aspas (Sevilla), Michu (Nápoles) o Dani Abalo (Ludogorets) felicitaban y destacaban a través de la red la actuación de su excompañero. La afición del Celta, aún en el fervor del triunfo,  también se deshacía a la multitud de elogios que recibió el portero, que atendía a los medios de comunicación con la sencillez y la humildad de siempre.
Sergio no solo es un formidable portero, también es talismán. Con el del martes ante el Deportivo, contabiliza 21 partidos seguidos de titular sin conocer la derrota en Balaídos. A Sergio el foco le ha llegado con 28 años, pero lo asume con naturalidad y solo piensa en seguir trabajando y entrenando para mejorar. Ayer ya estaba en A Madroa con el traje de faena preparándose para el partido del viernes en Elche. Mientras tanto, en toda España los millones de seguidores que tiene el fútbol ya saben que el portero de moda del Celta es de la tierra de los vikingos de Catoira.