sábado 11.07.2020
Preferente Sur

José Vecoña dimite en el Portonovo y Sergio Martín se perfila de revulsivo

José Vecoña dejó ayer de ser entrenador del Portonovo, una decisión que ya había tomado el propio técnico hace unos días debido a la irregular marcha del equipo, que ayer empató con el Valladares en Baltar. Al margen del resultado, Vecoña ya había presentado su dimisión el pasado lunes con la decisión tomada de que el de ayer era su último partido al frente de un equipo que él mismo construyó y logró llevar a Preferente
Jose Vecoña dimite en el Portonovo, pero siguen sus ayudantes | g. s.
Jose Vecoña dimite en el Portonovo, pero siguen sus ayudantes | g. s.
José Vecoña dejó ayer de ser entrenador del Portonovo, una decisión que ya había tomado el propio técnico hace unos días debido a la irregular marcha del equipo, que ayer empató con el Valladares en Baltar. Al margen del resultado, Vecoña ya había presentado su dimisión el pasado lunes con la decisión tomada de que el de ayer era su último partido al frente de un equipo que él mismo construyó y logró llevar a Preferente.  “Tiene que haber cambios, las  cosas no salen, lo mejor es que venga otro y que proponga algo distinto para intentar salvar al equipo”, explica Vecoña.  “En este último partido se volvió a ver que no tenemos suerte, nos meten un gol que rebota en ocho jugadores y nosotros tenemos ocasiones de todos los colores y solo empatamos en el descuento porque cuadró”, lamenta. “Yo creo que esto es lo mejor para el club y todos estamos para ayudar”. Su sustituto está en  casa, ya que la directiva va a apostar por Sergio Martín, entrenador del equipo cadete, que contará con el mismo cuerpo técnico ayudante que tenía Vecoña. “Es aire fresco, hay que cambiar algo a ver si varía el mal fario y salen mejor las cosas”, explica Jose Vecoña.
En lo referente al desarrollo del partido, se vio a dos equipos coaccionados por la clasificación y la necesidad, casi imperiosa, de ganar. Los portonoveses tuvieron dos ocasiones antes de cumplirse los primeros 20 minutos, pero los visitantes estrellaron un balón en el poste en dos ocasiones que pararon la respiración de la afición local. 
En la segunda mitad ambos conjuntos se mostraron algo más sueltos. Fue el Valladares el que, con un disparo de falta afortunado, se puso por delante. El Portonovo encajó el jarro de agua fría como pudo, y logró ir metiendo atrás a los vigueses, hasta que, con un jugador más, logró encerrarlos definitivamente. Tocó sufrir hasta el final, pues no fue hasta que, con el tiempo cumplido, Diego Martín aprovechó un rechace para empatar. l

Comentarios