• Martes, 18 de Septiembre de 2018

“Levo a Ribadumia no corazón”, dice Changui antes del derbi

El campo de Barraña acoge el domingo el derbi entre Boiro y Ribadumia. Un partido especial para Marcos Yáñez “Changui”, presidente y delantero goleador de los locales a sus 41 años.

“Levo a Ribadumia no corazón”, dice Changui antes del derbi
Changui fue homenajeado por su club y la Federación Gallega cuando alcanzó la cifra de 300 goles en su carrera en el año 2016, en el Ribadumia marcó 107 en cuatro temporadas y media | gonzalo salgado
Changui fue homenajeado por su club y la Federación Gallega cuando alcanzó la cifra de 300 goles en su carrera en el año 2016, en el Ribadumia marcó 107 en cuatro temporadas y media | gonzalo salgado

El campo de Barraña acoge el domingo el derbi entre Boiro y Ribadumia. Un partido especial para Marcos Yáñez “Changui”, presidente y delantero goleador de los locales a sus 41 años. El boirense se enfrenta al club al que le unió una reciente relación de cinco temporadas, lo hace con recuerdos de gratitud y satisfacción muy presentes, pero también con cierta decepción por como fue su salida de A Senra el verano de 2017.
La historia de Changui en el Ribadumia comenzó en enero de 2013. De la mano de Gabi Leis llegó al equipo en Preferente. En media temporada marcó 21 goles, al año siguiente hizo 29 y por primera vez en su historia el Ribadumia llegó a Tercera División. Changui fue pichichi de aurinegro las dos siguientes campañas en la categoría nacional, en ambas hizo una marca de 24 goles por año. Su quinta y última temporada estuvo marcada por un susto mayúsculo, una grave enfermedad que además le tuvo tres meses sin jugar. Pese a todo, acabó con 11 goles.
“É un clube ao que lle teño moito aprecio, o unico punto negro foi a saída, que non foi a máis axeitada, despois de todo o que vivín, saín un pouco pola porta de atrás coa nova directiva, faltáronme ao respeto como xogador e persoa”. Changui prefiere pasar página y centrarse en lo que fue su etapa defendiendo los colores del Ribadumia. “Só teño boas palabras para a directiva de Pepe e Valiñas e a de Alberto e Mougán, tamén para a afección, o corpo técnico, compañeiros. Eu levo a Ribadumia no corazón, foron catro anos e medio non se esquecen, co ascenso, o trato que me deron cando tiven a enfermidade, os dous pichichis en Terceira...foron moitas cousas”.
El del domingo es un partido emocional, aunque el más especial será “cando xoguemos a volta na Senra”. Changui, con 41 años, sigue marcando diferencias. “A temporada pasada digamos que foi de ano sabático e baixei a xogar co Puebla”, lo hizo en Primera Autonómica, marcó 19 goles, los dos últimos en los partidos de promoción que dieron el ascenso al equipo. Este verano quería regresar a Tercera y los acontecimientos en el Boiro hicieron que tuviera que tomar las riendas del club como presidente. “Tiña que facer algo antes de que desaparecera, houbo moita xente que aportou cartos e había que facer algo”.
El Boiro ha sobrevivido a una crisis descomunal. “Estamos loitando porque a débeda de 300.000 euros é moi grande, o comportamento do pobo, das empresas e do Barbanza co clube demostra que todo o mundo quere ao Boiro. Estamos a falar cos acreedores para que nos den facilidades nos pagos, a idea é que este ano ningún empleado do Boiro esté sen cobrar”.
El plan de Marcos Yáñez es estar en la presidencia cuatro años, su gran objetivo es contar con una plantilla “na que o 80 ou 90 % sexan xogadores da casa ou da Comarca”. Esta temporada ya tienen un protagonismo notable y aunque solo van tres partidos, contra lo que cabría esperar, el Boiro compite. “Aínda é moi cedo para valorar, pero tendo en conta que hai 17 xogadores novos, moitos deles sen experiencia na categoría, creo que o nivel competitivo do equipo está a ser bo”.
A Changui no le supone ningún problema compaginar su cargo de presidente con el de futbolista. “Sei diferenciar, cando chego ao campo son un xogador máis, creo que sería máis difícil ser adestrador-xogador”.
La cuerda de Changui no se agota. Pasan los años y sigue haciendo goles en Tercera, por mucho que esta suba el nivel con la llegada de equipos más poderosos. “É o de sempre, sigo a ver as mesmas caras de hai anos, non sei de quen é o problema, non se lle da a oportunidade aos rapaces. Eu intento axudar ao equipo, sabemos que é unha Terceira complicada pero para mín é un reto, viña de Primeira Autonómica con dúbidas, pero estou contento co nivel que estou acadando, síntome ben”.  l