lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Maribel Oubiña: “Mi tía nos enseñó que hay que tirar para adelante con lo que venga”

Maribel Oubiña junto a su tía Araceli en unos de los viajes que compartieron | Cedida

Mariscos Antón Cortegada y Arxil se enfrentan el domingo a las 12 horas en el pabellón cambadés de O Pombal para rendir homenaje a Araceli Oubiña Cacabelos. Por iniciativa del Xuven, organizador de este primer Memorial que nace para perpetuarse, y con el respaldo del Concello, el evento quiere ensalzar la figura de la jugadora y entrenadora cambadesa fallecida en 2020 debido a un cáncer de mama metastásico.


Y es que Araceli fue mucho más que una destacada deportista arousana, también un ejemplo en la lucha en favor de la investigación contra el cáncer.


Se convirtió en símbolo y activista de la enfermedad en toda España cuando en 2015 fue una de las integrantes del primer Reto Pelayo Vida. Un proyecto que, a través de la Asociación Española contra el Cáncer, se dedica a dar visibilidad y actividad a las mujeres enfermas de cáncer de mama. Y a promover la investigación contra la enfermedad. Araceli completó el reto de ascender el Kilimanjaro en en el noreste de Tanzania (5.800 metros sobre el nivel del mar) junto a otras cuatro compañeras, una vez finalizado el tratamiento de quimioterapia.


Una proeza de superación personal que estimuló a muchas otras mujeres enfermas. “Ella siempre intentó mirar por los demás, y llevar la enfermedad de forma positiva para que no sufrieran los de casa”, relata su sobrina Maribel Oubiña. “Siguió trabajando mientras se lo permitió el cuerpo, no quiso encerrarse, había que vivir”. Maribel es directiva del Xuven y le debe su vínculo con el basket a su tía. “Era como mi hermana. Nos criamos juntas en la misma casa, solo me llevaba siete años”.


Maribel vio crecer deportivamente a Araceli, a la que admiraba. “Empezó a jugar en las pistas del Colegio de Santo Tomé, cuando se creó el Xuven en el año 1978. Se le daba bien, tenía buena mano y era muy metódica a la hora de entrenar. Su padre iba con ella a todos los partidos”. El triunfo en 1982 ante el Xuncas “uno de los equipos fuertes de la época” o su presencia en la Selección Gallega son momentos inolvidables que dejó Araceli Oubiña como jugadora, cuya progresión se vio frenada por las lesiones. “Siempre tuvo problemas en sus rodillas”, explica Maribel, “por eso tuvo que dejarlo tras varias operaciones de menisco”.


Siguió jugando en Madrid, “de forma amateur” mientras estudiaba Logopedia. A su regreso se hizo entrenadora. “El baloncesto era su pasión, igual que la montaña”.


En Cambados dejó huella en varias generaciones y después prosiguió en Vilagarcía, donde residía y trabajaba. “Tenía el corazón partido entre el Cortegada y el Xuven” dice su sobrina, que no puede evitar emocionarse al recordarla. “Le encantaba entrenar niñas, cuanto más pequeñas, mejor”. A raíz de la enfermedad y del Reto Pelayo, Araceli dedicó más tiempo al montañismo “Estuvo en Nepal y cada vez que podía se iba a Asturias a la montaña. Ahí era feliz, era otra de sus pasiones”. Por ello el cartel del Memorial hace referencia a un balón de basket y al Klimanjaro. “A ella le hubiera encantado este homenaje de baloncesto femenino”.


Es un acto de justicia del Xuven, Cortegada y Arxil con “una luchadora, una persona que nos enseñó que hay que tirar para adelante con lo que venga”. El domingo será una mañana de emociones a flor de piel en O Pombal. “Cada vez que voy al pabellón siempre miro al sitio donde se sentaba, es algo que no puedo evitar”, dice Maribel, que espera una buena respuesta de público. “Estoy segura que se va a ver reflejado ese aprecio que le tenían”. 


El Memorial servirá para recaudar fondos a favor de la Asociación Española contra el Cáncer, ya que habrá una fila cero para hacer aportaciones, además de huchas para donar y venta de artículos de merchandasing que la propia Araceli guardaba con ese objetivo. Además, el Xuven colgará su camiseta con el dorsal 12 de la pared del pabellón. 

Maribel Oubiña: “Mi tía nos enseñó que hay que tirar para adelante con lo que venga”

Te puede interesar