Monbus Obradoiro y UCAM Murcia juegan hoy la gran final

Vilagarcía, huérfana de baloncesto masculino de cierto nivel desde hace casi una década, disfruta estos días de septiembre de un soplo de aire fresco para los amantes del basket gracias al Torneo EncestaRías

Vilagarcía, huérfana de baloncesto masculino de cierto nivel desde hace casi una década, disfruta estos días de septiembre de un soplo de aire fresco para los amantes del basket gracias al Torneo EncestaRías, que se supera cada año en su cartel. Ayer en la primera jornada de la cuarta edición, marcada por las altas temperaturas, todo el guión a priori sospechado voló por los aires. El Monbus Obradoiro, en su primer partido de pretemporada en Galicia, no solo agradó, sino que venció al subcampeón de la Bundesliga, el Alba Berlín de Aíto García Reneses. En la primera semifinal, el UCAM Murcia también dio la sorpresa al remontar en el último cuarto ante el Herbalife Gran Canaria, que jugará la Euroliga este año y partía como máximo favorito al levantar el trofeo en Vilagarcía. Se tendrá que jugar el tercer y cuarto puesto con los alemanes (18 horas), mientras que santiagueses y murcianos disputarán una apasionante final a las 20.15 horas.
El UCAM Murcia venció al Herbalife Gran Canaria en una primera semifinal en la que fue por debajo en el marcador, haciendo la goma con diferencias que se elevaron hasta la decena, para reaccionar en el momento decisivo del último cuarto y dejar sin respuesta al equipo de Euroliga. Las altas temperaturas y la fecha de pretemporada motivaron que ambos técnicos repartieron minutos entre sus doce jugadores. Canarias aprovechó su mayor altura de inicio, para hacer daño debajo de canasta, pero Murcia nunca le perdió la cara al partido y fue encontrando soluciones a esa diferencia física. Al descanso 46-40 para los de Salva Maldonado con Clevin Hannah con 10 puntos como máximo anotador. En el conjunto de Javi Juarez el ex NBA Damjan Rudez con tres triples sin fallo era el más destacado.
El conjunto de las islas salió dispuesto a romper el partido en el tercer cuarto, de nuevo sacando ventajas cerca de canasta con Pasecniks y Luke Fischer imparable. Lograron disparar la renta otra vez a la decena, pero de nuevo Murcia dio respuesta con Milton Doyle y Ovie Soko desatados (72-66 y todo por decidir).
En el último cuarto Murcia fue mejor, esperó su momento, un triple de Booker le puso por delante por primera vez a falta de menos de siete minutos (74-77) y a partir de ahí Canarias se quedó bloqueado. En ello tuvo mucho que ver la gran defensa del equipo de Javi Juárez, con el pívot rumano formado en el Real Madrid Cate siendo clave. El parcial de 9-24 del último cuarto refleja a la perfección la superioridad de los murcianos, justos finalistas.

Equipo “local”
Con el apoyo de la afición (hoy se esperan más de mil personas en Fontecarmoa en la final), el Monbus Obradoiro salió a por todas ante el subcampeón germano. El equipo de Moncho Fernández jugó un gran primer cuarto, con mucha energía, acierto y fluidez. A partir de ahí el partido se igualó, a pesar de los triples de Kostas Vasileaidis en el tercer cuarto. Alba Berlín igualó el duelo en el último gracias al acierto de Giedratis, pero el equipo de Moncho Fernández dominó el rebote y cometió menos errores al final y logró ganar. Cabe destacar que jugó unos minutos Brais Losada, ex jugador del CLB Vilagarcía.