jueves 17.10.2019

Pedro Beda da el triunfo a un Arosa con diez en el minuto 93

Partido loco en O Poboado, con siete goles, dos penaltis en contra de los de Vilagarcía y una nueva expulsión. El delantero brasileño, con su doblete, clave
Los jugadores del Arosa celebran uno de los goles de Pedro Beda ayer en O Poboado | jorge meis
Los jugadores del Arosa celebran uno de los goles de Pedro Beda ayer en O Poboado | jorge meis

El Arosa ganó ayer en O Poboado al As Pontes un partido cargado de alternativas en  el marcador, polémica, siete goles y emoción hasta el final, ya que fue en el minuto 93 cuando el brasileño Pedro Beda, que reaparecía, estableció el definitivo 3-4 que supone una importante inyección anímica para los de Rafa Sáez después de las últimas derrotas. En solo cuatro partidos de liga el Arosa ya ha sufrido tres expulsiones y cuatro penaltis en contra. Ayer le pitaron dos, discutibles, y el segundo de ellos además significó la segunda amarilla para Pacheco. Lejos de defender el punto en los últimos minutos, el equipo vilagarciano en inferioridad numérica fue ambicioso y se llevó el premio gordo.

Si clave fue la actuación del brasileño con su doblete y su tanto decisivo como en la primera jornada, también hay que poner en  valor al juvenil Raúl Martiñán, al que Rafa Sáez dio la titularidad dejando en el banquillo a  Julio, Jorge Sáez o Suso. Con tan solo 17 años (es juvenil de segundo año), el caldense devolvió la confianza al técnico con una actuación sobresaliente, marcando su primer gol en la categoría. 

En la grada se quedaron Fontán y Iago, descartes del técnico en la expedición. Rafa Sáez apostó por un 4-2-3-1, con Pedro García y Manu Rodríguez en el doble pivote, estrenando titularidad junto al juvenil Rául en la línea de tres Róber, en banda izquierda, con Javi Otero en la derecha. El partido no empezaron  bien las cosas para el Arosa, ya a los tres minutos en una buena acción individual de Rubén Pardo tuvo que intervenir Manu Táboas. Dos minutos después el árbitro coruñés Méndez Castro pitó penalti en una caída de Cambón en área ante Trapero. Carlos López marcó desde los once metros batiendo a Táboas por la derecha.

El Arosa se vio de nuevo por debajo en el marcador, pero tuvo capacidad de reacción porque la presencia en ataque de Pedro Beda dio otro aire y posibilidades al equipo. El brasielño fue el primero en avisar en los visitantes con un disparo que atrapó Paco a los catorce minutos. Tras el parón para refrescarse mediado el primer tiempo, el Arosa comenzó a entonarse con transiciones por bandas. Así, en el minuto 37 llegó el empate. En un centro desde la izquierda de Cotilla, Pedro Beda la bajó de pecho casi en área pequeña y a la media vuelta batió a Paco. Solo unos instantes después del empate el Arosa logró el 1-2 en un buen disparo del juvenil Raúl llegando por el centro y culminando otra acción por banda. Hasta el descanso el Arosa siguió jugando con mucha fluidez y llegadas y estuvo a punto de hacer el tercero en otra acción de Raúl, cuya vaselina rozó el larguero. Pedro Beda habilitó a Róber antes del descanso, pero el porriñés se encontró por dos veces con el meta Paco.
Al inicio de la segunda parte el Arosa pudo sentenciar. En el 54 Pedro Beda hizo una gran acción por línea de fondo sin remate en el área y que finalizó Manu Rodríguez con un disparo lejano. El propio Pedro Beda tuvo otra muy clara a pase de Raúl, pero un defensa salvó en línea de gol en el minuto 57.

As Pontes no se acercó con algo de peligro al área de Táboas hasta el minuto 62, con una chilena de Pardo que paró el portero vigués. Lo cierto es que el Arosa tenía el partido controlado y solo era cuestión de tiempo de que llegara la sentencia. Sin embargo en el 68 llegó el 2-2 en un centro desde la izquierda de Álex Cabarcos que Manu Táboas no puede recepcionar tras el bote y muy atento Carlos López hace su segundo gol en el partido.

El Arosa volvió a reaccionar bien a este contratiempo. Róber avisó y poco después marcó tras un centro desde la derecha en una acción iniciada por Julio Rey en el minuto 73.  Cuatro después debutaba con la camiseta del Arosa Cissoko. Los vilagarcianos vieron como de nuevo todo se complicaba en el minuto 80, cuando el árbitro pitó penalti en una acción entre Rubén  Pardo y un Pacheco que vio la segunda amarilla. Carlos hizo el 3-3. 

El Arosa se sobrepuso a este doble jarro de agua fría, el tercero de la tarde. En el minuto 93 llegó el 3-4 en un córner que lanzó Julio Rey, prolongación en el primer poste y en el segundo estaba Pedro Beda muy oportunista para marcar el 3-4 para delirio de sus compañeros y de los pocos aficionados de Vilagarcía desplazados a As Pontes.

Una victoria contra los elementos que supone una inyección anímica para el equipo tras cuatro partidos.

Comentarios