martes 25.02.2020

Un regalo para Riazor

3  DEPORTIVO  -  0 ESPANYOL
 El Deportivo regaló a sus aficionados una tarde fantástica. Hacía mucho tiempo que no se vivía un partido tranquilo en Riazor y la segunda parte de ayer fue.

Mosquera, como siempre, fue uno de los jugadores destacados	alborés
Mosquera, como siempre, fue uno de los jugadores destacados alborés

El Deportivo regaló a sus aficionados una tarde fantástica. Hacía mucho tiempo que no se vivía un partido tranquilo en Riazor y la segunda parte de ayer fue una fiesta para la parroquia blanquiazul con el 3-0 ondeando en los marcadores electrónicos.

Todo sonrió ayer al Depor. Desde el inicio al final del encuentro, y lo cierto es que ya era hora. “Por fin”, decían muchos seguidores a la conclusión del partido.

El técnico hizo cambios con respecto al último once. Sigue intentando explotar todos los recursos de la plantilla y ayer dio entrada a jugadores como Lopo y Oriol Riera en el equipo inicial.

Tras los primeros minutos en los que los contendientes ‘se toman las medidas’ desató las hostilidades Marco Asensio con un disparo desde media distancia. Respondió Lucas Pérez, quien a punto estuvo de marcar en el minuto 9 tras hacerse con el dominio en un balón dividido, pero el balón se fue cerca de la cepa del poste.

Minuto gafe

El minuto 13 fue gafe para el Espanyol. Al saque de una falta lateral Álvaro González marcaba en propia puerta intentando birlarle la pelota a un siempre pundonoroso Oriol Riera. Los de Sergio hacían el ‘trabajo sucio’ para el Depor y el partido se ponía de cara para los intereses blanquiazules.  Siguió el equipo coruñés atacando y buscando la sentencia por la vía rápida. Fayçal y Luis Alberto probaron fortuna en el 17 y 19, a lo que respondió Asensio, parando Lux, bien colocado en su meta.

En el 27 Lucas Pérez no perdonó. Inició la jugada con Luis Alberto, le marcó la entrada por el lateral del área, recibió y batió cruzado a Pau López. Riazor estallaba de júbilo al ver a su equipo poner tierra de por medio con respecto al Espanyol.

Los de Sergio González buscaron la respuesta rápida y dominaron los últimos minutos de la primera parte. Caicedo no llegaba a una clara ocasión de gol en el minuto 31. Juanfran tenía que emplearse a fondo en el 36 para enviar la pelota a córner y Diop mandaba el balón al palo en el 40. Los catalanes intentaron acortar distancias pero se llegó al descanso con la ventaja local.

Nada más se reanudó el partido el Deportivo sentenció el encuentro de manera definitiva. Un robo de pelota plantó a Borges en el lateral del área, regalando una gran ocasión a Lucas para anotar el tercero. El coruñés se llevó al portero y a la pelota por delante y entró con ella en la meta espanyolista.

El 3-0 dejaba el encuentro resuelto mientras Riazor cantaba el ‘Miudiño’ y se preparaba para vivir una plácida segunda parte.

Cambios rápidos

Sergio hizo todos sus cambios muy rápido, buscando una reacción que nunca llegó. Su amigo Víctor realizó los suyos con un objetivo bien distinto, ya que daba descanso a hombres que no habían entrado en rotaciones anteriores como Fernando Navarro  o Mosquera, amén de Lucas Pérez, que recibió la ovación de Riazor, absolutamente entregado a sus jugadores y a su equipo. 

Pudo poner otra guinda al pastel Oriol Riera en el minuto 62, pero la pelota se estrelló en el larguero.  El Depor seguía atacando entre los cánticos de la feliz parroquia herculina.

En el minuto 78 era expulsado, y lesionado, Diop, que se había encargado de dar estopa durante todo el partido.

En los minutos finales faltaba todo el repertorio del talentoso Fede Cartabia, que disparó hasta en cuatro ocasiones de todas las maneras posibles, pero el marcado ya no se movió.

El Depor pasará esta semana encaramado en la zona noble de la tabla junto los equipos de más potencial del campeonato. Es una anécdota y nadie se despista del objetivo, pero este lunes todos nos sonreímos cuando miramos la clasificación.

Comentarios