domingo 25/10/20
compostela 3 - 0 ribadumia

Un Ribadumia demasiado inconsistente cede ante el líder intratable

Resulta misión imposible poner en aprietos en estos momentos de la temporada al líder Compostela, que ayer logró su sexta victoria consecutiva al ganar al Ribadumia en San Lázaro 3-0.

diario de arousa-2018-01-15-035-f6460b75-p

Resulta misión imposible poner en aprietos en estos momentos de la temporada al líder Compostela, que ayer logró su sexta victoria consecutiva al ganar al Ribadumia en San Lázaro 3-0. Los aurinegros hicieron un partido con demasiados altibajos, tuvieron buenas fases con el balón y ocasiones, otras sin profundidad y cometiendo errores defensivos muy graves que prácticamente condenan por muchas excelentes intervenciones que realizase ayer Iván Parada, el mejor de los aurinegros.
Sin presión y con ganas de sorprender, Luis Carro cambió el dibujo para quitarle la pelota al líder y estar más arropado en fase defensiva. Un 5-3-2, con Santi y Cerqueiras en los carrileros y Fandiño de acompañante en ataque de Hugo. Sin velocidad arriba para atacar los espacios, el plan aurinegro se basó en llegar con juego combinativo y muchos efectivos. Le salió bien en la primera parte, aunque también concedió bastantes ocasiones porque el Compostela en ataque tiene dinamita. Primo fue una pesadilla y Rubén en banda izquierda, un puñal. Pasan los años y los partidos y el catoirense no para de crecer en su juego. Es muy listo y tiene una facilidad asombrosa para dar profundidad a su equipo.
El comienzo fue esperanzador. A los 50 segundos el Ribadumia tuvo una ocasión, con incorporación y centro de Santi y remate de Fandiño a las manos de Lucas. En el minuto 13, gol anulado a Fran Fandiño por fuera de juego claro tras centro de Mota tras una acción larga de un Ribadumia que estaba cómodo, manejando balón y llegando.
Sin embargo, al cuarto hora la ocasión más clara ya fue local. Rubén, tras un gran pase de Primo desde la frontal del área, estrelló el balón en el poste. El Compostela pasó a dominar claramente y metió al Ribadumia muy atrás. En el 32 tuvo otra muy clara el Compos, en una arrancada en conducción de Tomás por el centro para habilitar a Primo con un buen pase entre centrales, salvó Iván Parada con el pie en el mano a mano.
El meta pontevedrés evitó otro gol en el 37. Rubén con inteligencia tiró el desmarque por dentro entre el carrilero Santi y el central Renda, ganó línea de fondo y puso un pase atrás buenísimo que remató Samu y lo despejó providencial de nuevo Iván Parada con el pie. Al Ribadumia se le hizo larga la primera parte, dejó de tener el balón y se limitó a acciones defensivas. Y justo antes del descanso regaló el gol. Fue un error de Fran Fandiño, que perdió el balón al borde del área tras retenerlo demasiado, Primo habilitó a Santi Gegunde, que marcó a puerta vacía. Fue un mazazo.
El Ribadumia empezó bien la segunda parte, adelantó su presión y pasó a tener el balón y al rival lejos de su área. Pero el dominio no se tradujo en ocasiones claras y mediado el segundo período encajó el 2-0.En una recuperación en mediocampo, los locales armaron un ataque por la izquierda con Rubén que finalizó Róber en gol. En la acción siguiente el Ribadumia pudo meterse en el partido, en un gran remate de Hugo Soto que tocó Lucas y se estrelló en el poste.
A partir de ahí ocasiones en ambos lados. Parada salvó un mano a mano con Saro, mientras que Hugo y Cerqueiras tuvieron una doble clarísima en el otro área. Al final el árbitro coruñés Del Río Amor fue el protagonista, al señalar un penalti inexistente que supuso el 3-0 y expulsar con roja directa a Cerqueiras en otra inexplicable decisión.

Comentarios