domingo 22.09.2019

El Ribadumia, dispuesto a morir matando esta tarde en A Lomba

Los aurinegros necesitan ganar para mantenerse con vida hasta la última jornada. El Arosa, por su parte, quiere despedirse de su afición con una victoria

En el partido de la primera vuelta el Arosa goleó al Ribadumia en A Senra  | gonzalo salgado
En el partido de la primera vuelta el Arosa goleó al Ribadumia en A Senra | gonzalo salgado

A Lomba acoge esta tarde un derbi dramático para el Ribadumia, que tras cinco temporadas en Tercera División descenderá matemáticamente si no gana a un Arosa que ya no puede alcanzar el cuarto puesto. Incluso asaltando A Lomba, al equipo de Luis Carro puede no bastarle si el Laracha gana en O Couto a la UD Ourense. Los ribadumienses centran toda su atención en ganar el partido, siendo fieles a sí mismos. Morir matando. El Ribadumia, por juego, no se merece su clasificación, pero la realidad es que solo ha ganado 8 partidos en toda la temporada. Luis Carro ha convocado a los 17 disponibles. Las bajas más sensibles están en el centro de la zaga, no jugarán por lesión los centrales habituales, Miguel y Manu Bugallo. Arriba también falta Hugo Soto por sanción. “Vamos a intentar hacer nuestro juego, tener continuidad hasta el final y ver si puede caer de nuestro lado”, dice el técnico visitante.
Carro, que conoce muy bien al Arosa, lo elogia y lamenta que se quedara fuera del play-off. “Es uno de los mejores equipos, con uno de los mejores entrenadores de la categoría, les faltó como a nosotros algo de regularidad para llegar al objetivo, es una pena porque siempre pensé que iban a llegar, por plantilla y por propuesta me daban buenas sensaciones”.
El Ribadumia no espera ninguna facilidad por parte local. En el recuerdo está el partido de ida, donde Sylla destrozó a los aurinegros. “Es algo entendible y normal que el Arosa salga a ganar, hay otros equipos implicados también y es su último partido en casa y querrán agradar”.
Rafa Sáez también convocó a los 17 jugadores que tiene disponibles. No están el lesionado Sidibé ni el sancionado Cristóbal. “Queremos despedirnos en casa dejando un buen sabor de boca y mejorar la clasificación”, dice el técnico arosista. “Evidentemente ellos se juegan su últimas posibilidades, esperamos un rival que va a venir a morder”. A Sáez le sorprende la comprometida situación del rival. “Lo más llamativo es su necesidad, el empate es un botín menor, tuvo un comienzo de liga fulgurante, merecedor de haber sido campeón de la fase autonómica de la Copa RFEF, juega muy bien al ataque, dinámico por dentro, tiene muy buena propuesta, no correspondida con los resultados”.

Comentarios