jueves 26/11/20
2 ribadumia-1 boiro

El Ribadumia tumba al Boiro

El Ribadumia se llevó el derbi ante el Boiro en A Senra y cierra la primera vuelta cómodamente instalado en mitad de la tabla con un importante colchón de puntos de ventaja respecto al descenso, mientras que los visitantes se quedan con 33 puntos a 4 del cuartos puesto y son séptimos.

Fandiño se lleva el balón presionado por Pillado en una acción del duelo  | m. rolán
Fandiño se lleva el balón presionado por Pillado en una acción del duelo | m. rolán

El Ribadumia se llevó el derbi ante el Boiro en A Senra y cierra la primera vuelta cómodamente instalado en mitad de la tabla con un importante colchón de puntos de ventaja respecto al descenso, mientras que los visitantes se quedan con 33 puntos a 4 del cuartos puesto y son séptimos.
El Ribadumia aprovechó los despistes defensivos del Boiro en el primer tiempo para, con goles de Hugo Soto y Cerqueiras, tomar una ventaja antes del descanso que acabaría siendo definitiva y que le serviría al equipo de Luis Carro para quedarse los tres puntos pese al tanto de Cano en el inicio de la segunda mitad.
Trató el Boiro de llevar la iniciativa a través de la posesión de balón, aunque le faltó fluidez al equipo de José Luis Lemos. Pablo Rubio, que ejercía de eje por delante de los centrales, no tuvo su tarde y no ayudó a la que circulación fuese buena. Por su parte, el Ribadumia también mostró imprecisiones en los primeros compases del encuentro permitiendo a Cano (min.19) aprovecharse de un error de Iván Parada y fallar prácticamente a portería. Minutos antes, Remeseiro había puesto a prueba al guardameta local con un envío de falta directa buscando la escuadra con estirada impresionante de Parada.
En uno de los despistes del Boiro en fase defensiva, el Ribadumia consiguió atacar por la izquierda. El balón le llegó (min.28) a Hugo Soto. Borja perdió la marca y Caridad se quedó clavado con el brazo levantado reclamando al asistente. Hugo se permitió maniobrar dentro del área: girar, acomodarse y soltar un derechazo difícil de detener (1-0) para Reguero.
De una pérdida de Marcos Caridad en salida de balón (min.36), el Ribadumia ejecutó un contraataque perfecto buscando la espalda de Fajardo. Allí entró Cerqueiras como un puñal y, desde dentro del área y con Reguero a media salida, metió la punta de su bota para colar el cuero (2-0) hasta el fondo de las mallas y ampliar la ventaja, que se mantuvo hasta el descanso pese a una salida en falso de Parada.
En el descanso, Lemos hizo una pequeña revolución: sacó a Javi Otero y a Rubio para meter a Miki y Yahvé y cambió el esquema (de 4-3-3 a 5-3-2) utilizando a Miki y Herbert en los carriles, con Borja, Caridad y Fajardo como centrales, Yahvé, Pillado y Remeseiro por dentro, y Cano e Igor en punta. Le dio resultado en el primer cuarto de hora de la segunda mitad: Cano marcó en el 50 y el Boiro metió al Ribadumia en su campo.
Luis Carro corrigió el sistema del Boiro apostando por tres centrales para tener siempre superioridad en el juego directo del equipo visitante. El partido se descontroló, el Boiro apostó por el juego en largo y el Ribadumia por las contras. Fandiño pudo hacer el 3-1 de cabeza en el 60 y Hugo Sanmartín , en el 93, estuvo a punto de empatar con un remate en el segundo palo tras un cambio de orientación de Yahvé. El Ribadumia, aunque su sufrió mucho, logró llevarse la victoria ante un Boiro que lo intentó todo.

Comentarios