martes 26.05.2020

Rubén Domínguez: “Quiero seguir. El esfuerzo y el sacrificio de este año se reflejarán en el próximo”

Entrenador del AD Cortegada
Rubén Domínguez finalizó su séptima temporada consecutiva como entrenador del AD Cortegada | mónica ferreirós
Rubén Domínguez finalizó su séptima temporada consecutiva como entrenador del AD Cortegada | mónica ferreirós

Rubén Domínguez (Vigo, 1973) cumplió su séptima temporada consecutiva al frente del primer equipo del AD Cortegada, la más irregular a nivel de resultados y con un desenlace inesperado y precipitado debido a la crisis sanitaria provocada por la Covid-19. El entrenador hace balance de lo que fue el curso cancelado en marzo y muestra su disposición a continuar el próximo. 

¿Qué tal está? ¿Cómo ha llevado el confinamiento?

”Bien, bien de salud al igual que mi familia, y en lo demás trabajando igual. No viajo todos los días y estoy más descansado y he tenido más tiempo para hacer ejercicio”.

¿Se echa de menos el baloncesto?

“Sí claro, pero he estado dando alguna charla, hablando mucho con entrenadores y viendo partidos. El gusanillo nos lo vamos sacando”.

¿Cómo valora la decisión de la FEB de suspender las ligas sin descensos y mantener la fase de ascenso si es posible?

“Deberían haber tomado la decisión antes porque hay muchas jugadoras extranjeras que no están en España, por lo que plantear continuar la liga sería devaluarla. Lo de intentar jugar una fase de ascenso sinceramente no lo entiendo, ya que no sé si se podrá afrontar dadas las circunstancias. Madrid está en la fase 0, por lo que no se pueden plantear escenarios competitivos, sobre todo después de casi tres meses en los que la realidad de los equipos es muy diferente, probablemente falten jugadoras y los equipos no estarán en forma”.

Tras nueve derrotas seguidas la suspensión de la liga le evitó un susto al Cortegada, que estaba en caída libre...

“Bueno el equipo venía con la dificultad de perder a Tyra Jones después de Navidad, además desde entonces estuvieron lesionadas Andrea Ríos, María Centeno y Patricia Vicente, son demasiados problemas físicos que nos han lastrado mucho en una competición que es muy potente. Todos los partidos que nos quedaban eran los que habíamos ganado en la primera vuelta, por lo que dándose de una manera normal podríamos haberlos vuelto a ganar.” 

¿Llegaron a temer por su salud al tener que viajar a Avilés en el último partido ya con el virus en España?

“Fuimos con sensación de inseguridad, había un montón de noticias sobre lo que iba a pasar. En cierta medida fuimos un poco asustados, pensando en que alguien podía estar enfermo allí. A veces pienso que si en vez de esa semana hubiera sido la siguiente, que era en Leganés donde hubo dos o tres jugadoras con el virus, hubiéramos estado muy expuestos y generado muchos más problemas de propagación”.

Al margen del inesperado final provocado por la pandemia, ¿qué valoración hace de la temporada que acaba con 4 victorias y 17 derrotas?

”La realidad es que el octavo y el noveno clasificados de esta liga son equipos que el año pasado jugaron la fase de ascenso. El otro día me reconocía Jordi Fernández que entre un grupo y el otro de LF2 hay mucha diferencia, que con un equipo como el que teníamos nosotros era prácticamente un suicidio porque jugamos contra casi todos los equipos que han estado los últimos años en la fase de ascenso, y con dos americanas cada equipo. 

Solo hay que ver los partidos que perdió este año el Celta, que el pasado dominó la liga. Hay que pensar que el rendimiento no solo depende de lo que tú haces, depende de otras cosas. Nosostros sabíamos que iba a ser muy difícil, pero aún ha sido más difícil porque Antía ha estado lesionada más de la mitad de la temporada, Andrea un mes fastiada, María igual y además se perdió varios partidos cuando se fue con la ONG a Senegal, Míriam ha estado muy limitada durante bastante tiempo...evidentemente si tienes resultados que no son buenos todo es más complicado”

¿Fue esta la temporada más difícil de las 7 que lleva al frente del AD Cortegada?

“Sí. El equipo iba en una progresión buena, para ser un equipo joven, pero el cambio de la americana y no poder fichar a otra por temas económicos hizo que no fuera fácil. Si esto le unimos las lesiones, pues se generó una inestabilidad que frenó la progresión. Si Tyra hubiese seguido la segunda vuelta hubiera sido diferente porque su aportación era muy importante. Su marcha frenó la progresión del equipo y la confianza del mismo. No estoy contento con los resultados, todas estas cosas hicieron que fuese dura la temporada, pero ha habido jugadoras como Zeltia, que cumplió 18 años, con una progresión buena, al igual que Patricia, con la que asumimos un cierto riesgo porque no había jugando nunca de base, creo que ha evolucionado muy bien. María también estaba contribuyendo mucho cuando se lesionó la mano, y Cristina ha dado un paso muy importante en su desarollo como jugadora. 

Los resultados no fueron buenos, pero la progresión de las jugadoras sí lo ha sido en una liga muy difícil y es algo que hay que poner en valor de cara al futuro. Este esfuerzo, sacrificio y dificultad que hemos pasado este año se verá reflejado en el rendimiento la próxima temporada”.

¿La directiva ya le planteó la renovación? ¿Quiere seguir una octava temporada?

“Dependerá un poco de lo que ellos piensan. Lo primero que están haciendo es ver cual es la situación que queda de cara al año que viene, están hablando con los patrocinadores e instituciones. A partir de ahí hablaremos y seguiremos avanzando. Yo quiero seguir, si puedo a nivel laboral. Ya lo he dicho varias veces, mi compromiso con ellos es muy grande, comprendo la dificultad de lo que están haciendo, todos los esfuerzos y haber sido capaces de ir saliendo de una situación de dificultad económica. Si te gusta el deporte trabajar con personas así es gratificante. Además a mi me gusta entrenar a baloncesto y sobre todo desarrollar y mejorar a las jugadoras, algo que aquí es muy necesario y hace que el día a día sea enriquecedor”.

La próxima temporada habrá tres grupos de 12 equipos en LF2, eso a priori bajará el nivel deportivo de la categoría...

Tengo mis serias dudas sobre eso. Veo muy difícil que se pueda jugar la fase de ascenso, y que no existan reclamaciones si dan ascensos sin estar en las bases de competición. Todos los cambios salomónicos sin dar voz a los clubes son un poco surrealistas, algo que no comprendo. Una de las cosas que quieren hacer es quitar una americana, creo que eso va a penalizar más a la competición. Sobre todo por el nivel que ha alcanzado la liga, fomentado en parte por el nivel de esas jugadoras extracomunitarias, en ciertos equipos son el 40 o 50 % de su juego.

A los equipos como el Cortegada, con menos capacidad económica, le beneficiaría...

“Lo que hay que buscar es que la competición sea lo más potente posible, no ser el bueno de los mediocres. Las cosas hay que valorarlas con respecto a lo que tú eres, a lo que son los demás y al nivel de la liga. Devaluar una liga no es positivo desde mi punto de vista como entrenador y aficionado al baloncesto. No es mejor tu rendimiento porque estés más arriba en la clasificación, hay que ver el nivel de la categoría. Los clubes no están por la labor de reducir  una extracomunitaria porque eso no va en beneficio de la competición, por eso intentarán que no ocurra”.
 

Comentarios