Miércoles 19.06.2019

A Senra fue la otra gran triunfadora del Arousa Fútbol 7

Equipos como el FC Barcelona elogiaron las instalaciones este año

El Espanyol ganó la final al Betis sobre un terreno de juego perfecto pese a soportar tres días seguidos de uso contínuo  | mónica ferreirós
El Espanyol ganó la final al Betis sobre un terreno de juego perfecto pese a soportar tres días seguidos de uso contínuo | mónica ferreirós

La instalación de A Senra y el Concello de Ribadumia han sido los grandes triunfadores, con permiso del Espanyol, del XXIV Torneo Internacional Arousa Fútbol 7, que por primera vez se celebró fuera de Vilagarcía. El cambio de emplazamiento supuso un auténtico quebradero de cabeza los últimos meses para la organización, con la pérdida de su patrocinador principal y la necesidad de encontrar una instalación alternativa en la que mantener el sello de calidad del evento. Ribadumia no solo ha estado a la altura, sino que ha mejorado en algunos aspectos las prestaciones de Vilagarcía. El mejor ejemplo se encuentra en el excelente estado del terreno de juego de hierba natural de A Senra, que aguantó tres días de innumerables partidos como una alfombra, merced al minucioso trabajo de mantenimiento que cada día realiza su cuidador, José Ramón Serantes.

“La propia instalación fue una de las estrellas del torneo”, explica Alberto Diz desde la organización. “Es algo que nos reconocieron los propios equipos como el Barça”. Existe satisfacción por parte de los organizadores, que se enfrentaban a muchos desafíos en la fase final en Ribadumia, como la televisión en directo, el transporte de infraestructuras o el transporte de jugadores al movilizar cinco autobuses desde diferentes hoteles de la Comarca. En lo deportivo, el nivel de las canteras nacionales de Primera División fue muy alto, también el de la mayoría de la previa, no así el de los extranjeros. “Aunque en el contingente extranjero vinieron jugadores que eran muy buenos, a la hora de competir estos equipos no lo hicieron como ellos mismos creían que podían”.


“Estamos muy contentos por como transcurrió la operativa de la relación y facilidades que nos dio el Concello, se pudieron ofrecer muchos servicios gracias al trabajo conjunto”, dice Diz. “Nos ayudaron en el montaje y estuvieron pendientes de todo”. La organización está encantada con Ribadumia, pero no es seguro que la próxima edición se celebre en A Senra. “No se sabe, Ribadumia fue una decisión acertadísima, estamos muy contentos y las condiciones son buenas, pero no sabemos que va a pasar, este año fue una trituradora para nosotros, un esfuerzo enorme, descomunal, y el Arousa Fútbol 7 tiene que mirar por sus intereses”.
La opción de Sanxenxo es una de las que volverá a estar encima de la mesa, de hecho el alcalde Telmo Martín fue invitado a la entrega de trofeos para que viese in situ el evento. “La lección que hemos aprendido rompiendo el cordón umbilical con Vilagarcía, con costes económicos y personales, es que tendremos que valorar lo mejor para el Arousa Fútbol 7, cuyas exigencias están ahí, sabiendo que en Ribadumia ha ido todo como la seda desde el principio y son personas con mucho talante”.

Comentarios