lunes 09.12.2019

Un solitario gol de Besada da la victoria al Cambados en Burgáns

CJ CAMBADOS 1 - 0 JUVENIL PONTEAREAS
 

Los amarillos prolongan así su buena racha de hasta 7 partidos sin conocer la derrota y se instalan en la séptima posición de la tabla

Rubén Cerqueiras celebra el gol con sus compañeros | gonzalo salgado
Rubén Cerqueiras celebra el gol con sus compañeros | gonzalo salgado

Costoso y meritorio triunfo el obtenido ayer por el Juventud de Cambados, que corrobora una vez más el buen estado de forma de los de Edu Charlín, quienes se reencuentran con la victoria tras dos empates y prolongan su racha sin conocer la derrota, siendo ahora de siete partidos.

El encuentro tuvo dos partes diferenciadas, con unos primeros 45 minutos en los que el Cambados se mostró mejor, y una segunda mitad ya más inclinada para el Ponteareas, que si bien gozó de una amplia posesión, realmente no creó ocasiones claras de gol, si bien la sensación de peligro rondó en todo momento por la portería defendida por Adrián.

Como se ha dicho, la primera mitad, si bien bastante disputada, tuvo en el Cambados al principal protagonista. Los de Edu Charlín acometieron el encuentro con una actitud similar a otros enfrentamientos, buscando robar y correr, pero en ningún momento renunciaron a llevar la iniciativa, traduciéndose esto en un mayor número de acercamientos, a los que hay que añadir los llegados a balón parado, donde los locales llevaron por el camino de la amargura a los visitantes. Fue en una acción de este tipo, un córner, como llegó el único gol del encuentro; saque de esquina, prolonga peinando Nacho, y un atento Besada remata la jugada anotando el 1-0. No se agotaron aquí las acciones de ataque amarillas, teniendo en las botas del activo Aarón Paredes una de sus mejores ocasiones para sentenciar, siendo bien desbaratada por Sergio. Así, con dominio local pero sin sentenciar se llegó al descanso.

Tras la reanudación se vio otro partido. Ahora fue el turno del Juvenil Ponteareas, quienes pasaron a disponer de la posesión, si bien no de las ocasiones, pues la zaga local se mostró muy sólida en todo momento, pero manteniendo la sensación de intranquilidad en la grada local. Tuvieron los locales dos buenas contras para sentenciar, incluso una tercera prácticamente al final, pero faltó la puntería para resolver la jugada y el partido, así que hubo que sufrir hasta el final. La expulsión de Pénjamo le añadió más emoción a un partido que finalmente dejó los 3 puntos en Burgáns, colocándose los de Edu Charlín séptimos a 3 puntos de la segunda posición.

Comentarios