jueves 26/11/20

El sueño copero llevará al Ribadumia a Cantabria el día 11

Visitará al Miengo, que sigue en Preferente. “Un club humilde”, explica su presidente
Julen Guerrero, seleccionador nacional sub 17, extrae la bola del Ribadumia durante el sorteo de ayer en Madrid
Julen Guerrero, seleccionador nacional sub 17, extrae la bola del Ribadumia durante el sorteo de ayer en Madrid

El CD Ribadumia jugará la eliminatoria preliminar de la Copa del Rey ante el conjunto cántabro del Miengo FC a domicilio. Será el 11 de noviembre, una vez celebrado ayer el sorteo en el salón Luis Aragonés de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. El seleccionador nacional sub 17, Julen Guerrero, fue el encargado de extraer las bolas del bombo A, donde se encontraba el Ribadumia junto a los representantes de las federaciones asturiana, vasca, riojana, castellano-leonesa y cántabra.

“Esta es competición especial y diferente”, decía el propio Guerrero antes de efectuar el sorteo. “Al ser eliminatoria única le da otra dimensión, son partidos muy difíciles porque siempre hay sorpresas”. Se hizo esperar, pero en la última bola Guerrero sacaba el papel con el nombre del club de A Senra, justo después del Miengo, por lo que la eliminatoria se decidirá en el campo de hierba sintética del equipo cántabro. “Deseábamos jugar en casa, pero sabíamos que esta era una de las posibilidades”, explicaba ayer el directivo máximo responsable en la parcela deportiva, Félix Pérez, antes de la reunión que mantuvieron para empezar a perfilar los detalles del viaje y el partido, siempre condicionados a la evolución de la pandemia.

A diferencia de otras comunidades como Galicia, en la que los campeones del grupo norte y sur, ya ascendidos a Tercera, se jugaron el pase a esta eliminatoria, la Federación de Cantabria decidió que juegue la Copa del Rey el mejor clasificado de la pasada temporada de Preferente que no logró el ascenso. Un criterio que la Federación Española hará extensivo a todas las Territoriales las próximas temporadas. De esta forma, el Miengo FC, que era cuarto en el mes de marzo cuando se detuvo la liga, continúa esta campaña en Preferente. De hecho, ya jugó la primera jornada de liga el pasado 17 de octubre en su campo ante el Naval, cayendo por 0-3. El partido de la segunda jornada programado para el pasado domingo tuvo que ser suspendido por la covid. Mientras que este fin de semana el calendario le depara un duelo el sábado en su campo ante el Arenas de Franjanas.

El presidente del Miengo FC recibió el resultado del sorteo ayer con agrado, al jugarse el pase a la primera eliminatoria en casa, aunque “hoy mismo nos acaban de prohibir jugar los partidos de casa con público”, dice César Pérez. “Somos un club humilde, con dos cientos y algo socios y que solo estuvimos una vez en Tercera”, explica a la vez que reconoce que aún no tiene referencias del Ribadumia.

El Miengo cambió de entrenador esta temporada, ya que al equipo lo dirige Francisco Pozueta y también varió bastante su plantilla. “Nuestro objetivo de momento es mantenernos en Preferente y hacer un buen papel en la Copa del Rey”.

En Ribadumia la palabra que mejor define esta eliminatoria es “ilusión”, y es que el ganador tendrá la posibilidad de jugar en diciembre como local ante un equipo de Primera División. Esta eliminatoria previa está programada para el miércoles 11, día laborable, por lo que puede ser un handicap para algunos jugadores aurinegros que trabajan y estudian. “Es algo que tenemos que mirar bien”, dicen desde el club sobre el plan de viaje a una localidad cántabra que está a 522 kilómetros de Ribadumia (algo más de cuatro horas en coche).

“Miengo es un pueblo con mar que está a unos 18 kilómetros de Santander y tiene 4.800 habitantes”, explica el presidente del club cántabro, ilusionado también con esta eliminatoria que será histórica para los dos equipos si finalmente la pandemia permite que se dispute .l

Comentarios