martes 12.11.2019

La superioridad en el rebote de Iraurgi condena al Cortegada

Las locales mandaron durante casi 3 cuartos, hasta que emergió Jackson

La diferencia de centímetros debajo de canasta condicionó el partido  | mónica ferreirós
La diferencia de centímetros debajo de canasta condicionó el partido | mónica ferreirós

El Cortegada no pudo aprovechar ayer su gran ocasión de meterse en la lucha por el cuarto puesto al ceder en Fontecarmoa ante el Añares Rioja ISB en una jornada en la que perdieron Ardoi y Barça CBS. Al equipo de Rubén Domínguez se le escapó un partido que dominó durante casi tres cuartos, pero la diferencia física en la lucha por el rebote y el acierto de Brihanna Jackson al final del tercer cuarto y al inicio del último marcaron la diferencia a favor del equipo vasco, que se queda ahora a una sola victoria de la cuarta plaza. 
El Cortegada fue de más a menos. Empezó ejecutando bien su plan, penetrando y dividiendo, con mucha fluidez y acierto en ataque. En el primer cuarto llegó a mandar por 10 (26-16) tras un triple de Cristina Loureiro. El Iraurgi en el segundo cuarto comenzó a cargar el rebote de ataque con la rusa Davydova, la belga Bende y la canadiense Fequiere. La superioridad física visitante debajo de canasta fue una constante, con más centímetros y más fortaleza. Pese a ello, el Cortegada mantuvo el mando hasta el descanso, incluso llegó a estar 11 arriba tras otro triple de Cris Loureiro. Si bien, con su dominio del rebote Bende y Davydova empezaron a cargar de faltas a las jugadoras del Cortegada (42-35 al final de la primera parte).
El tercer cuarto comenzó con las locales haciendo daño con sus exteriores, Loureiro metió su tercer triple en  el partido (49-40), pero las vascas continuaron con su festín de rebotes de ataque, sacando segundas y terceras opciones. Así no solo se agarraron al partido, sino que consiguieron darle la vuelta. Con 53-52 tras una técnica al banquillo local, emergió la figura de la norteamericana Jackson en las de Azkotia, dos triples seguidos, el último casi sobre la bocina, y dos canastas al inicio del último período helaron Fontecarmoa. Para entonces el público la había tomado con los árbitros. A los 10 puntos seguidos de la visitante le siguió una canasta fácil de Davydova debajo del aro, el parcial fue de 1-12 y el marcador se puso en  56-64. Y ano hubo opción, las locales llegaron cansadas al final, no tuvieron acierto para poder apretar el marcador y el ISB mostró una gran consistencia.

Comentarios