martes 26.05.2020

El técnico Javi Rey se despide del Céltiga y apunta al Arzúa

“Quiero agradecerle a la directiva este año y medio porque se portaron muy bien”
Javi Rey se abraza con Luis Carro, coordinador de la base del Céltiga y técnico del Ribaduma, durante el derbi celebrado en enero | gonzalo salgado
Javi Rey se abraza con Luis Carro, coordinador de la base del Céltiga y técnico del Ribaduma, durante el derbi celebrado en enero | gonzalo salgado

El técnico Javi Rey deja el banquillo del Céltiga. Así se lo comunicó el propio preparador ourensano a los dirigentes, ya que asumirá nuevos retos la próxima temporada, en la que apunta a dirigir al Arzúa en Tercera División, una vez que Alberto López decidió terminar su etapa en el equipo revelación de la categoría.

Javi Rey deja el club isleño tras dos temporadas difíciles. Llegó en diciembre de 2019 a A Illa para reemplazar a Manolo Núñez con la misión de cambiar la tendencia negativa del equipo, que era antepenúltimo en Tercera División con 14 puntos en 15 jornadas. Bajo su mando el Céltiga sumó 27 puntos en las siguientes 23 jornadas, siendo el 14º mejor equipo de la liga en ese tramo de temporada, pero fue insuficiente para evitar el descenso, ya que con 41 puntos acabó 16º y fue arrastrado por la caída del Bouzas.

Esta temporada en Preferente partió con el objetivo de ascender, pero la liga acabó de forma anticipada debido a la crisis del coronavirus el pasado mes de marzo, con el Céltiga quinto con 46 puntos, los mismos que el Villalonga, a 8 y 10 puntos de los dos primeros clasificados (Atios y Ribadumia).

“Nos desplazamos el preparador físico y yo a A Illa para hablar con el club, quise hacerlo en persona y ser sincero, quiero agradecerle a la directiva del Céltiga este año y medio porque se portaron muy bien con nosotros”, explica el ouresano, que forzó el encuentro el jueves. Y es que dirigentes isleños aún no empezaron a planificar la próxima temporada, ya que siguen a la espera de la evolución de la desescalada para saber en qué condiciones podrán o no organizar las fiestas gastronómicas este verano que suponen una parte fundamental de su presupuesto. “Yo quise explicarles mi situación e ir con la verdad por delante, tengo que agradecerles la oportunidad que me dieron y dejo la puerta abierta porque me quedó una espina clavada en el Céltiga”. Javi Rey reconoce “alguna toma de contacto” con otro club, pero prefiere no entrar en detalles sobre si se trata del Arzúa. “Antes de tomar una decisión quería hablar con el Céltiga”, explica.

En su valoración de su paso por el Céltiga, Jabvi Rey dice que “el año de Tercera peleamos mucho para conseguir el objetivo y morimos en la orilla, mientras que esta temporada a pesar de que el equipo trabajó bien estábamos quintos cuando se paró la liga, por lo que no estábamos cumpliendo los objetivos, nunca nadie va a saber lo que pasaría en las últimas doce jornadas. Creo que trabajamos muy duro y me queda la espina clavada de no haber logrado la permanencia el primer año y que no haya podido finalizar esta temporada y devolver al Céltiga a Tercera”, lamenta. “Le tengo mucho cariño a esa gente, a la de A Illa y a la de Vilanova, que fue donde vivimos este año. Espero volver algún día al Céltiga porque tengo una cuenta pendiente”. l

Comentarios