domingo 15.12.2019

“Va a ser el partido más especial”

El derbi CJ Cambados - Ribadumia del domingo supone el regreso de Luis Carro a Burgáns, donde desarrolló un trabajo esencial para el despegue al club amarillo
Luis Carro vivirá el domingo un partido especial ante su ex equipo en Burgáns  | gonzalo salgado
Luis Carro vivirá el domingo un partido especial ante su ex equipo en Burgáns | gonzalo salgado

Ocho temporadas después el CJ Cambados y el CD Ribadumia se vuelven a ver las caras en liga en Preferente. El domingo a las 17 horas en Burgáns juegan un derbi al que llegan con números calcados en la tabla. Ambos suman 15 puntos y están en la parte media alta de la clasificación. Si bien, sus dinámicas en estos momentos son opuestas. Los locales llevan 10 puntos de los últimos 12 posibles, mientras que el Ribadumia cosechó sus dos únicas derrotas en las últimas jornadas ante Beluso y Atlético Arnoia. 

Su técnico, Luis Carro, mantiene la calma y escapa de cualquier alarmismo tras los dos primeros reveses y además consecutivos. “Estamos tranquilos, en Beluso tuvimos el partido controlado durante ochenta minutos hasta que cometimos un error y nos pitan un penalti en el 96 con un arbitraje de cosas raras, mientras que contra el Arnoia aunque se dio el partido que esperábamos, creo que es un rival que va a estar arriba, es el equipo más difícil de atacar porque acumulan dos líneas de cinco delante de su área”. El Ribadumia aspira a recuperar la categoría nacional, pero en A Senra saben que ningún equipo asciende en octubre. “ Dos derrotas nos obligan un poco más esta semana pero esto es muy largo, todos van a perder puntos”.

En Ribadumia son optimistas de cara al derbi, al menos en cuanto a posibilidades de desarrollar su modelo de juego. “Venimos de dos partidos donde estuvimos incómodos”, explica Luis Carro, “pero el domingo va a ser distinto porque Burgáns es un campo que nos beneficia para lo que proponemos. Sabemos de la dificultad del rival, todo el mundo tiene armas para hacerte daño, el Cambados me parece un equipo que a nada que se le den bien las cosas va a pelear por estar arriba, de mediocampo para adelante tiene algunos de los mejores futbolistas de la categoría, encima están muy en forma, y tiene muy dominado la transición ofensiva. Va a ser un partido muy complicado, como todos”.

Difícil pero también emotivo en lo personal para Carro, que regresa a la que fue su casa donde logró hacer despegar al club cambadés desde Segunda Autonómica. “Volver a Cambados es especial, siempre que puedo voy a Burgáns, es un sitio muy especial, me sentí muy cómodo y valorado, no fue fácil lo que hicimos en su  momento, sobre todo por parte de la directiva, y los frutos los están recogiendo ahora, es un equipo con una base y unos cimientos fuertes por todo lo que se generó, y creo que el club tiene capacidad de crecimiento y me alegro mucho”.

El Ribadumia está exigido el domingo por sus últimos resultados negativos, pero esa presión que cada semana soporta Carro no impedirá que afloren otras emociones en su regreso a la que fue su casa.  “Será un poco extraño, nos conocemos todos, hay varios jugadores que tuve en juveniles, está Edu de entrenador que es mi amigo y hablamos todas las semanas, va a ser el partido más especial para mí”.

Comentarios