lunes 09.12.2019

Una victoria para dar mayor brillo al histórico debut oficial de “las inglesas”

El estadio de Fontecarmoa vivió el sábado un momento histórico: el primer partido oficial del equipo femenino de rugby de Os Ingleses. Un momento al que las chicas quisieron darle mayor brillantez consiguiendo la victoria ante el Muralla de Lugo por 15-10.

Plantilla del equipo femenino de Os Ingleses que el sábado disputó su primer partido en competición oficial	gonzalo salgado
Plantilla del equipo femenino de Os Ingleses que el sábado disputó su primer partido en competición oficial gonzalo salgado

 El estadio de Fontecarmoa vivió el sábado un momento histórico: el primer partido oficial del equipo femenino de rugby de Os Ingleses. Un momento al que las chicas quisieron darle mayor brillantez consiguiendo la victoria ante el Muralla de Lugo por 15-10. Y ello coincidiendo con el 25 aniversario del club.
Como no se trataba de un partido cualquiera la afición respondió congregándose en gran número en Fontecarmoa, con presencia de jugadores de todos los equipos del club, desde los pequeños de la escuela hasta los veteranos.
Muchos nervios antes del partido. No era para menos. Y tras la charla de los entrenadores (Jacinto López “Cachopo” y Diego López) y también del presidente (Fito Brea) llegó el momento de saltar al césped y ahí los nervios se quedaron en el vestuario.

virginia, gran protagonista
El nombre de Virginia quedará ya en la historia del club como el de la primera jugadora del equipo en hacer un ensayo (5-0). Pero las lucenses no estaban dispuestas a unirse a la fiesta y plantaron cara. Empataron poco después con un ensayo y en el minuto 37 se pusieron por delante aprovechando un contraataque justo cuando más dominaban las locales. Y con 5-10 se llegó al descanso.
En la segunda parte el dominio fue total de las chicas de Os Ingleses, pero no podían con la buena defensa lucense. El partido se jugaba en todo momento en la línea de 22 del Muralla y tras varios intentos de nuevo Virgina fue capaz de ensayar y de igualar el encuentro (10-10) en el minuto 50.
La afición animaba desde la grada y apareció de nuevo Virgina para desatar la locura en el estadio. Su tercer ensayo en el minuto 62 llevó el marcador al 15-10 que ya sería definitivo.
Pero todavía quedaba tiempo y a “las inglesas” les tocó defender con uñas y dientes ante los ataques lucenses cerca de la línea de marca. Una defensa al límite que les permitió mantener el marcador a favor y celebrar por todo lo alto su primera victoria oficial de la historia, y en su primer partido, lo cual es poco o nada habitual en el rugby femenino.

Comentarios