sábado 04.04.2020
0 pontevedra-1 arosa

Una victoria que sabe a gloria

La victoria más dulce del Arosa y su afición. El equipo de Jorge Otero, plagado de jugadores jóvenes de la cantera, tumbó ayer en Burgáns al Pontevedra en la final autonómica de la Copa Federación.

Los jugadores del Arosa celebran su triunfo en la fase autonómica de la Copa Federación sobre el Pontevedra en Burgáns	gonzalo salgado
Los jugadores del Arosa celebran su triunfo en la fase autonómica de la Copa Federación sobre el Pontevedra en Burgáns gonzalo salgado



La victoria más dulce del Arosa y su afición. El equipo de Jorge Otero, plagado de jugadores jóvenes de la cantera, tumbó ayer en Burgáns al Pontevedra en la final autonómica de la Copa Federación. Decidió un gol de Julio Rey, el mejor del partido. No podía ser de otra forma. El mayor talento que dio la base arlequinada los últimos años fue el abanderado de esta victoria reivindicativa. Cantera contra cartera. El equipo de Segunda B acabó metiendo a titulares en la segunda parte, mientras Otero optó por reservarlos para la liga. El Arosa terminó el partido con siete canteranos sub 23 en el campo, dos de ellos juveniles. El Pontevedra jugó la última media hora con diez, por expulsión de Mario Barco.
En juego, estuvo muy igualada la final. El Pontevedra en ataque posicional se mostró previsible. Solo algún chispazo de Jacobo y la calidad en el desborde de Álex González en la izquierda. El Pontevedra vivió de su presión adelantada y sus robos en campo contrario. Tuvo las mejores ocasiones en la primera parte. Media docena. Sobre todo una del propio Álex González en el minuto 34. Un mano a mano que salvó Roberto Pazos, que fue profeta en su tierra.
Al inicio de la segunda parte llegó el gol. En un balón largo que peleó Cabanyes. Controló mal Portela y Julio Rey le robó el balón, se adentró en el área y batió a Canedo. Luisito Míguez no tardó en mover ficha e introdujo un doble cambio. Entraron Kevin, que se situó de central, y un Mario Barco que duró diez minutos en el campo. El delantero cedido por el Lugo vio dos amarillas por protestar y tratar de engañar al árbitro. Mientras el técnico del Pontevedra fue reforzando el equipo con titulares, Jorge Otero en cambio los fue reservando. Abandonaron el campo Sidibé, Rivas y Cabanyes y entraron los juveniles Nacho y Migui Sayar y el canterano Longa.
Luisito Míguez quiso dar más mordiente a su equipo con la entrada de Bonilla y Abel, pasando a jugar con un 3-4-2. El Pontevedra tuvo varias ocasiones, sobre todo una de Miki muy clara en área pequeña forzado que se perdió por encima del larguero, pero no acertó. El Arosa llegó más fresco a los últimos minutos. Tuvo el 2-0 Julio Rey, en un disparo que se marchó alto. El equipo de Otero no sufrió pese a su juventud con superioridad numérica.
El presidente de la Federación Gallega de Fútbol, Rafael Louzán, entregó la copa al capitán del Arosa Rivas. La afición de Vilagarcía fue la protagonista en la grada. Vivió con intensidad el partido y celebró por todo lo alto el triunfo. El Arosa pasa a la ronda de 1/16 de final de la competición, que en noviembre empieza a disputar su fase nacional. El sorteo se realiza por proximidad geográfica, por lo que hay muchas opciones de que su rival en la próxima eliminatoria, ya a ida y vuelta, sea el Boiro, que quedó apeado en la primera ronda de la Copa del Rey.


3.000 euros de premio
El Arosa se embolsa 3.000 euros de premio. Además se repartirá la taquilla con el Pontevedra. El presidente Manolo Abalo estuvo presente en el campo en el acto de entrega de trofeos. No así la presidenta del Pontevedra, que se quedó en la grada, donde también estuvo el alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela, que fue un aficionado más entre los seguidores del Arosa.

Comentarios